eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Antonio Orozco: "No estoy listo para juzgarme; siempre me dejo por los suelos"

- PUBLICIDAD -
Antonio Orozco: "No estoy listo para juzgarme; siempre me dejo por los suelos"

Antonio Orozco: "No estoy listo para juzgarme; siempre me dejo por los suelos"

Ha sido otro año de intensa actividad para Antonio Orozco, quien, a unos días de su concierto en el Teatro Real, dentro del III Universal Music Festival, rechaza asimilarse a los más grandes de la escena nacional: "Pobre de aquel que se crea que está en algún sitio", dice a Efe con humildad.

"Yo no estoy listo para juzgarme a mí mismo, porque siempre me dejo por los suelos. Hay artistas de la talla de Pablo López, Pablo Alborán o Alejandro Sanz a los que me basta con escuchar para darme cuenta de que me queda mucho por aprender", añade el catalán, que el domingo pisará por primera vez el coliseo operístico madrileño en una cita matinal.

Orozco (Barcelona, 1972) elude la pregunta de si alguna vez se imaginó actuando sobre estas tablas. "Desde luego no me imaginaba haciéndolo a las 12 del mediodía", bromea sobre este concierto de carácter matinal con el que cerrará el ciclo de su "show" titulado "Único", que inauguró en el Liceo de Barcelona y que combina el teatro y el espectáculo de "varietés".

Después proseguirá con las presentaciones en vivo de su gira "Destino", montada sobre el álbum del mismo nombre editado en 2015, que ya es disco de platino en España y que dio lugar a una vuelta de tuerca llamada "Destino (Última Llamada)".

En ella incluye tres nuevas versiones de algunos de los temas más celebrados: "Por pedir pedí", cantada junto al mexicano Mario Domm; "Podría ser", con Bebe, y "Tantas dudas", a medias con India Martínez.

Se trata, subraya, de colaboraciones no impostadas y conquistadas en "una lucha con las agendas" de sus invitados, a los le unen años de amistad. "Con Bebe todo empezó en un bar en Las Vegas después de una ceremonia de los Grammy Latinos y a India Martínez la conozco desde que tenía 15 años y canté con ella en el Auditorio Rocío Jurado de Sevilla", rememora.

La revisión de su octavo álbum recoge además una pieza documental de más de una hora de duración que narra la intensidad de su último año, una película, dice él, "que no dejará indiferente a nadie, sin importar si le gusta Antonio Orozco o no, porque trata de cosas universales, de abrirse camino intentando cumplir un sueño".

Después de tres años de trabajo, a principios de 2018 se tomará un merecido descanso y será entonces cuando empiece a plantearse un nuevo disco.

Lo que sí está confirmado es que participará como "coach" en la cuarta edición del concurso infantil de talentos musicales "La Voz Kids". "En La Voz me siento como en mi casa", afirma Orozco, quien se declaró vencedor de la última gran final con su candidata, la joven Rocío Aguilar, "una niña prodigio con una capacidad de transmisión formidable".

"Esta niña se ducha cantando, hace los deberes cantando y desayuna cantando. Si consigue transmitir tanto es porque canta todo el día. Yo estoy convencido de que los que ganan 'La Voz Kids' son a los que ves cantando por los pasillos", opina.

El destino quiso que sin apenas tiempo para saborear la elección de Aguilar en la tercera edición del concurso, le notificaran la muerte a los 39 años de Xavi Pérez, amigo de Orozco durante dos décadas y productor de sus discos desde el inicial "Un reloj y una vela" (2000). Él aguantó el tipo y mantuvo sus compromisos.

"Era una de las personas más importantes de mi vida. Juntos hemos creado, hemos vivido y nos hemos peleado. Murió en el estudio. Alguien podría decir que por qué seguimos con esto en esas circunstancias, si solo es música, pero yo digo que el resto es solamente la vida", apostilla.

La intensa gira de conciertos de Orozco continúa adelante hasta diciembre y, tras haber pasado por varias ciudades de Europa, le aguardan ahora numerosos compromisos en España, como el del 23 de septiembre en el Teatro de la Axerquía de Córdoba, el del 20 de octubre en el Palacio de los Deportes Martín Carpena de Málaga o, un día después, el del Palacio de Congresos de Granada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha