eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El Archivo de la Real Chancillería en Granada: De registro de 1380 a la partida de Lorca

- PUBLICIDAD -
El Archivo de la Real Chancillería en Granada: De registro de 1380 a la partida de Lorca

El Archivo de la Real Chancillería en Granada: De registro de 1380 a la partida de Lorca

Los más de diez kilómetros lineales de estanterías que conforman el Archivo de la Real Chancillería, ubicado en pleno corazón de Granada, atesoran millones de documentos históricos, que van desde un registro notarial del siglo XIV a la partida de nacimiento del mismísimo Federico García Lorca.

En la era de internet, de lo digital, ahora que el papel parece dar paso a otros formatos, este lugar custodia entre sus muros la trayectoria y la memoria documental de varias decenas de organismos, entre los que destaca la Real Chancillería, que impartió justicia durante cinco siglos en los territorios castellanos al sur del Tajo.

Fundado para recoger, conservar, organizar y difundir todos los fondos de los órganos de la administración de justicia radicados en Granada desde 1505, este archivo aglutina hoy 86 colecciones de otros tantos organismos, incluida documentación mucho más contemporánea, ha explicado a Efe su director, David Torres.

Con gran capacidad para albergar documentos en sus trece kilómetros lineales de estanterías, de lo que actualmente hay ocupados diez y medio, se configura como una especie de búnker, con accesos restringidos a muchas de sus salas, un circuito cerrado de televisión y un estudiado sistema contraincendios.

Pese a estas limitaciones, ofrece un servicio tanto a investigadores como ciudadanos y también cuenta con un avanzado laboratorio para la restauración y conservación de sus fondos.

Entre sus más de cinco millones de documentos, destaca el registro notarial más antiguo de Andalucía, el de Torres (Jaén), que recoge todas las escrituras del notario Antón García desde el año 1380 hasta 1400, aportado como prueba en un pleito y que tiene la particularidad de estar encuadernado en un pergamino litúrgico del fragmento de un misal romano escrito en letra visigótica, datado en el siglo XI.

Dado que una de las funciones que fueron atribuidas a Granada, además de la Tribunal Superior y de Gobierno como órgano más importante al sur del río Tajo, fue la de Chancillería Real, el archivo custodia sus sellos reales, con los que se validaban todos los documentos y privilegios concedidos directamente por el Rey.

Mucho más cercano en el tiempo es, por ejemplo, un pleito que se prolongó durante cerca de cien años en el que la Corona y luego el Estado español disputaron a los marqueses de Campotéjar la titularidad del Generalife.

Dentro de los fondos correspondientes a la jurisdicción voluntaria de Juzgados de Primera Instancia, también sobresale la declaración de herederos de Federico García Lorca, un expediente promovido por su familia tras su muerte y en el que se incluye la partida de nacimiento del genial poeta de Fuente Vaqueros.

Aunque, como explica su director, cualquier archivo resulta "diferente e irrepetible" al ser reflejo de la producción documental de instituciones concretas, el de la Real Chancillería tiene la particularidad de ser exclusivamente judicial y recoger los fondos de organismos con una enorme trascendencia histórica.

"Sin esa documentación no podríamos reconstruir, ni podría funcionar esa institución", ha advertido Torres, que también ha enfatizado el valor probatorio que tuvieron esos fondos en decenas de cientos de pleitos.

Pese a focalizar su atención en documentos medievales, el archivo está hoy gestionado por hombres y mujeres del siglo XXI, que ven en la tecnología una nueva herramienta, como atestigua el perfil con el que cuenta en la red social Facebook y desde donde, siglos después, continúa esta centenaria labor de difusión.

Por Roberto Ruiz Oliva

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha