eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Barcelona, Ciudad Literaria, y la muerte de Lara y Balcells marcan el año cultural

- PUBLICIDAD -
Barcelona, Ciudad Literaria, y la muerte de Lara y Balcells marcan el año cultural

Barcelona, Ciudad Literaria, y la muerte de Lara y Balcells marcan el año cultural

El reconocimiento de Barcelona como Ciudad Literaria por la UNESCO ha sido uno de los eventos destacados del año cultural en Cataluña, marcado también por la muerte de dos gigantes del sector editorial, el presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara Bosch, y la agente literaria Carmen Balcells.

El pasado 11 de diciembre la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (UNESCO) incluyó a Barcelona en su Red de Ciudades Creativas, en calidad de Ciudad Literaria, un reconocimiento que fue visto como "una gran oportunidad" para el sector cultural por el ayuntamiento y los editores barceloneses.

El Consejo Promotor de esta candidatura, formado por una cincuentena de entidades e instituciones, se reunirá el próximo enero para concretar el programa de acción del año 2016 y establecer las bases de futuros proyectos, que tendrán como eje el fomento de la lectura, el apoyo a libreros y librerías o el refuerzo de la red de bibliotecas.

A principios de año, el 31 de enero, falleció en Barcelona el empresario José Manuel Lara Bosch, presidente de Planeta, el mayor grupo editorial de las letras hispanas, y de Atresmedia, que incluye las cadenas Antena 3, la Sexta y Onda Cero, entre otras muchas empresas en las que tenía participaciones.

Lara Bosch había expandido y diversificado el imperio editorial que creó su padre y lo que situó entre los grupos multimedia y de comunicación más importantes del mundo.

Tras su muerte, José Crehueras, mano derecha de Lara Bosch en los últimos años, fue nombrado presidente de Planeta y de Atresmedia, mientras José Lara García, primogénito de Jose Manuel Lara, era ascendido a consejero delegado de Planeta.

La concesión este año del 64 Premio Planeta de novela, que recayó en Alicia Giménez Bartlett por su obra "Hombres desnudos", se convirtió también en un homenaje al desaparecido Jose Manuel Lara.

El mundo de la cultura se vio sacudido también por el fallecimiento el pasado septiembre de la legendaria agente literaria Carmen Balcells, figura clave del "boom latinoamericano" y representante de más de 300 escritores de habla hispana y portuguesa, entre ellos Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa.

La muerte de Balcells abrió algunos interrogantes sobre el futuro de la agencia tras fracasar el intento de forjar una superalianza con el agente Andrew Wylie, dominante en el mercado anglosajón, y la salida de la empresa del director Guillem d'Efak.

Finalmente, fue el hijo de Carmen Balcells, Lluís Miquel Palomares Balcells, el que se decidió a tomar las riendas de la agencia para "encarar el futuro con determinación" y continuar con la tarea de su madre.

El extenso y valioso archivo de Carmen Balcells, cuya mayor parte ya fue adquirido por el ministerio de Educación y Cultura en 2010 y está depositado en el Archivo de Alcalá, es objeto del deseo tanto del Estado como de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona.

Precisamente, el Ayuntamiento barcelonés aprobó a final de año abrir una negociación con el Ministerio para que traslade de nuevo los papeles de Balcells a la ciudad, aun conservando el Estado su propiedad, dado su papel clave de Barcelona en el desarrollo del "boom" latinoamericano y su reciente designación como Ciudad Literaria por la UNESCO.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha