eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Bares con una cartelera de cine para comérsela

- PUBLICIDAD -
Bares con una cartelera de cine para comérsela

Bares con una cartelera de cine para comérsela

Un centenar de bares de Granada transforman las tapas de su menú en cartelera cinematográfica para ofrecer pequeños bocados inspirados en las películas de Gary Cooper, una oportunidad para comerse por ejemplo un 'Primer beso' en el marco del Festival Internacional de Cine Clásico Retroback.

La séptima edición del Retroback, que se inauguró el pasado viernes dedicada este año a la figura del oscarizado Gary Cooper, ofrece además la ruta gastronómica 'Solo ante las tapas' con el patrocinio de Cruzcampo.

Como no sólo de cine vive el hombre, un centenar de bares granadinos proponen alimentar el estómago de los amantes del celuloide con tapas inspiradas en la inmensa filmografía de Cooper, un 'cameo' para comerse al actor y sentirse parte del reparto del protagonista de esta edición del Retroback.

Y puestos a comerse unas cuantas películas, la cartelera de los bares granadinos ofrece, por un precio medio de dos euros bebida incluida, degustar un 'Por quién doblan los boquerones' o un 'Primer beso', que en este caso sabe a jamón, tomate y queso.

"De tapas te puedes ir cada fin de semana, pero así pruebas cosas distintas y le echas un vistazo al móvil para saber en qué película se ha inspirado cada bar para hacer su tapa", ha explicado a Efe Juan Antonio Merino, entregado con un grupo de amigos a devorar varios clásicos.

'El último bandido' que rodó Cooper en 1927 se traduce en el bar Playa en un filete ruso con guarnición y el clásico 'Veracruz', en el que trabajó con Sara Montiel, se versiona para ofrecer chile con carne sobre pan de maíz.

Con un centenar de títulos y tres Óscar, Cooper se convirtió en un imprescindible del cine de Estados Unidos, especialmente desde la década de los cuarenta, y ahora en un reclamo para comerse sin cargo de conciencia pequeños bocados de cine.

Como en cuestión de gustos no hay nada escrito, los bares que participan en esta actividad paralela al Festival que fusiona cine y tapas traducen 'El secreto de vivir' en unas patatas panaderas con secreto ibérico, salsa chimichurri y pimiento del padrón y cebollino o 'Noche nupcial' en una milhoja de rabo de toro con plátano frito.

"Estamos de vacaciones y no sabíamos ni que había un festival de cine clásico, pero es mucho más divertido comerse una tapa más pensada y con su gracia y, mientras, pues hablas con los amigos de cine y de si esa peli la has visto o no, si es buena o mala", ha explicado Carmen Morillas, recién aterrizada en el bar La gramola.

Desde el pasado viernes y hasta el próximo 1 de marzo, los comensales de este menú cinematográfico podrán además votar por la mejor tapa de la ruta a través de una web mobile conectada por Facebook y que dejará al 'director' de la composición culinaria su propio Óscar, esta vez traducido en su peso en cerveza.

La séptima edición del Retroback destaca la figura de Cooper y ofrecerá cerca de medio centenar de títulos clásicos, casi todos en su formato original, que se proyectarán en diferentes escenarios de Granada.

María Ruiz

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha