eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

'Bares indiespensables', una guía de música y comida de los grupos españoles de moda

La periodista madrileña Elisa Muñoz relata en su primer libro qué comen y beben más de 60 grupos indies españoles cuando están de gira o pasan un rato con sus amigos

Lori Meyers, Dorian, Izal o Carlos Sadness son algunas de las bandas que han participado en este proyecto que empezó en forma de programa radiofónico

- PUBLICIDAD -
El grupo Dorian durante un descanso en la grabación del disco 'Diez años y un día' // Rafa Ariño

El grupo Dorian durante un descanso en la grabación del disco 'Diez años y un día' // Rafa Ariño

"¿Qué es esto que está sonando?", le pregunta un hombre a un joven que pincha en un bar de Granada. "Es la maqueta de mi grupo", responde sin más dilación. Lo que sonaba era una de las primeras canciones de Lori Meyers. La conversación terminó con una propuesta en firme ofreciéndoles su primer contrato discográfico.

Bares Indiespensables, guía músico-gastronómica escrita por Elisa Muñoz, es un compendio de anécdotas, platos, bares y música. "El punto de unión de estas cuatro cosas está en que son bares que recomienda un músico. Hay bares que han inspirado una canción o donde han trabajado algunos músicos de camareros", comenta la autora a  eldiario.es.

Más de 60 grupos han participado en este proyecto que empezó siendo una sección semanal en un programa radiofónico. Aunque casi todas las bandas tienen un regusto bastante indie, no hay que ser un 'malasañero' de pura cepa para leerlo o para acercarse a algunos de los bares recomendados. "Hay bares de todo tipo: desde el típico bar de Pepe a restaurantes con estrellas Michelin, pasando por pizzerías, asadores, orientales de todo tipo, bares de bocatas... también hay algún bar de copas y salas de conciertos".

El libro hace un repaso de bares de toda la geografía española a los que van, de vez en cuando, nuestros grupos indies más queridos. Este es un pequeño esbozo de la guía (puede que definitiva) que propone la periodista madrileña.

Lori Meyers – Granada

Lori Meyers, durante una comida con amigos

Lori Meyers, durante una comida con amigos

El bar en el que los Lori consiguieron su primer contrato musical se llamaba Ruido Rosa y acaba de cerrar después de 30 años en activo. "El Ruido era una institución en la escena musical de Granada", explica Alejandro Méndez, guitarra y voces de la banda. Ahora, y según sus recomendaciones, para tomar una copa y disfrutar de un poco de música en directo hay que ir a Planta Baja, La Sala, Boogaclub o Eshavira.

El bar Soria es donde suele reunirse el grupo para comer y cenar. Aunque no es un restaurante como tal, aseguran que el dueño te prepara unas tapas o un plato exquisito en un santiamén para que te vayas cenado y contento a casa.

Carlos Sadness – Barcelona

Carlos Sadness, en una frutería

Carlos Sadness, en una frutería

Miss Honolulu nació en una hamburguesería de Barcelona. Una de las canciones más conocidas del cantante catalán surgió cuando este se comía una suculenta hamburguesa en Makamaka, un local de comida en Puerto Olímpico. "He ido hasta a celebrar mi cumpleaños. Me gusta porque el sitio es divertido, parece que estás en cabañas hawaianas. La canción de Miss Honolulu salió después de cenar allí tantas veces, de ver a las blogueras hacerse selfies con las palmeras", recuerda.

A Sadness le gustan las hamburguesas, pero por encima de todo las pizzas. "Para mí, el sitio ideal en Barcelona es Solo Pizza. Uno de los postres es una locura, una pizza con mascarpone y nutella". Y si hay que comerse un bocadillo, asegura que los bocadillos de El Condesa son "los mejores del mundo".

Carlos Sadness también ha participado en la edición de este libro, de Ediciones Hidroavión, diseñando la portada e interpretando una canción al ukelele el día de su presentación en una pequeña librería del centro de Madrid.

Izal – Álava

El grupo Izal, durante una comida en Lugo / Mike Behrendt

El grupo Izal, durante una comida en Lugo / Mike Behrendt

A Mikel Izal le sigue gustando el kalimotxo, así lo cuenta en esta guía. Si le preguntas a qué bares tienes que ir en Vitoria para disfrutar de unos buenos pinchos, lo tiene claro: al PerretxiCo y al Sagartoki. En este último sirven la famosa tortilla de Senén. "Dicen que es la mejor tortilla de no sé cuántos metros a la redonda y la comercializa envasada para que tú le des el toque final en la sartén en un par de minutos", explica el vocalista.

Como curiosidad, cuenta en el libro que cuando era pequeño iba a coger perretxikos con su abuelo en primavera, que son un tipo de setas que suelen tomarse en revuelto o con caracoles.

Despechadas Pinchadiscos – Teruel

Despechadas Pinchadiscos comiendo jamón en el centro de Teruel

Despechadas Pinchadiscos comiendo jamón en el centro de Teruel / Julia Serrano

Lo tienen muy claro, lo mejor de la provincia de Teruel es el jamón. Irene y Helena lo aman locamente: "Cuando hemos vivido en otros países por temas de trabajo o estudios, nuestras visitas siempre nos traían unos cuantos sobres al vacío de jamón de Muñoz, un comercio centenario especializado en pastelería y productos gourmet que esta en la misma plaza del Torico".

Casualmente, el tío de Helena, Luis, le puso el nombre a las Delicias de Teruel. "Él fundó el Hostal el Milagro y decidió sacar ese plato en la carta y bautizarlo como Delicias de Teruel. Tampoco podemos decir que lo inventara porque no tiene ningún secreto: se presentan las lonchas de jamón repartidas por el plato, el pan tostado con unas gotitas de aceite del Bajo Aragón, ajo y perejil, y el tomate aparte en un bol"

Las pinchadiscos también recomiendan pasarse por el Espacio Luvitien, el Bar Teruel, el Mesón del Óvalo o el Restaurante Yaín.

La Habitación Roja – Valencia

La Habitación Roja y Sidonie comparten una paella

La Habitación Roja y Sidonie comparten una paella

Jorge Martí, vocalista de la Habitación Roja y prologuista de esta guía, es un experto paellero (claro, no es ninguna sorpresa). Le encanta cocinar para sus amigos y muchos grupos indies, entre ellos Sidonie, han probado su arroz. Para él, hacer una paella es "toda una liturgia de un aperitivo con amigos". Si Jorge Martí no cocina y quieres probar una buena paella valenciana hay diferentes opciones: Casa Chaparro, Casa Julia o Ca Consuelo.

"Hay quien come para vivir y hay quien vive para comer. En La Habitación Roja somos sin duda más cercanos a lo segundo y la comida siempre ha sido una forma de celebrar la vida, la amistad y de sublimar –más si cabe– la música y el acto de viajar y conocer diferentes lugares y culturas", dice Martí en el prologo, y concluye: "Comer bien y disfrutar haciéndolo es una forma de vida".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha