eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Bertín Osborne se declara admirador de la mujer en su nuevo disco

- PUBLICIDAD -
Bertín Osborne se declara admirador de la mujer en su nuevo disco

Bertín Osborne se declara admirador de la mujer en su nuevo disco

Bertín Osborne se declara admirador de la mujer en su nuevo disco, "Va por ellas", en el que, de nuevo junto a una "big band", reinterpreta clásicos de la música que tuvieron una musa como fuente de inspiración, sin que la sombra de tipo sexista que a menudo lo acompaña haya podido condicionarle en su trabajo.

"Yo estoy loco por que una mujer sea presidente, o de EEUU o de España, porque creo que tienen más capacidad que los hombres", afirma el músico español en una entrevista con Efe, en la que añade que quien diga que es machista "es un imbécil" o no lo conoce.

Siguiendo una "idea simpática" de su discográfica, Sony Music, Osborne decidió lanzar la réplica a su disco "Por ellos" (2008) y versionar esta vez canciones con nombres de mujer, entre las que se encuentran "Penélope" de Joan Manuel Serrat, "Santa Lucía" de Miguel Ríos o "She" de Charles Aznavour.

"Hemos nacido de una mujer y hemos querido a nuestra madre más que a nada en el mundo. Estamos rodeados de ellas y siempre hay una mujer asociada a los recuerdos", argumenta.

Este "apasionado" de Eric Clapton reinterpreta "Layla", "Sweet Carolina" de Neil Diamond (un tema que dice cantar "desde los 14 años") y "Clara", la canción que Joan Baptiste Humet lanzó al mismo tiempo que él se estrenaba en la industria musical con "Amor mediterráneo" (1981). "La tarareaba constantemente", asegura.

Figura también "Agárrate a mí, María", de Los Secretos. "Es una canción que me puede por su historia y a quién está dedicada, que es a una hija", explica el músico, que ha vuelto a grabar "a la antigua, en una pista entera y con un par de tomas, aunque haya pequeñitos defectos", para asegurar "la magia".

Osborne no teme las comparaciones porque, en su opinión, el "swing" que aporta el haber grabado junto a una "big band", como en su anterior disco, "Crooner" (2015), ayuda a hacerlas de una manera muy diferente, como demuestra en "Baila morena" de Zucchero.

"Cantar con una 'big band' es algo único que no había experimentado en los 35 años que llevo en la música, es un subidón", afirma el intérprete, que compara esta sensación con la de tocar junto a mariachis.

Ambos formatos los llevará en su próxima gira, que incluirá a 24 músicos. "A ver quién lleva eso hoy en día. Gano menos, pero disfruto como nunca", reconoce.

Dos importantes conciertos compiten en su calendario por toda la atención mediática. Por un lado, este próximo 21 de diciembre vuelve al antiguamente conocido como Palacio de Deportes de Madrid con un concierto dedicado a Venezuela en el que se van a recoger medicinas.

"Pero el Liceu es el Liceu", objeta Osborne, que debutará por primera vez en el gran coliseo operístico de Barcelona el 16 de enero.

El artista tiene mucho más trabajo en cartera. Aunque al final no se ha mudado de vivienda, como había anticipado, tiene dos temporadas firmadas de "Mi casa es la tuya" con Telecinco y, según anticipa, la primera de ellas se estrenará el día de Navidad, con un programa especial con Raphael como invitado.

Osborne, que se siente respaldado por una audiencia media "del 18 por ciento", avanza además que compartirá una jornada al mismo tiempo con Antonio Banderas, Iker Casillas y Alejandro Sanz.

"Donald Trump también tiene un pedazo de entrevista", señala al preguntarle si le gustaría verse con el presidente electo de EEUU, del que hace solo un año decía que era "un gilipollas y un tarado" y que confiaba en que los estadounidenses fuesen "inteligentes" como para no votarlo.

Eso pensaba, repone ahora, hasta que escuchó su primer discurso tras la victoria y empezó a pensar que en realidad "era un tío razonable que había escenificado un personaje".

"Es lo que es y tenemos que vivir con eso. Seamos inteligentes y dejemos de darle palos sin conciencia antes de que empiece, porque al fin y al cabo es el presidente de EEUU y, si se resfría él, nosotros nos vamos a agarrar una gripe de narices", argumenta Osborne, que compara al multimillonario con Ronald Reagan, "que luego ha sido uno de los mejores presidentes de EEUU".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha