eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Borja Villel: "Elena Asins era una persona íntegra y una grandísima artista"

- PUBLICIDAD -

El director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, ha considerado que la artista fallecida Elena Asins, quien estaba muy unida al museo madrileño, era "una persona íntegra, una grandísima artista, muy difícil de clasificar. Alguien muy importante para el arte".

Asins, que falleció ayer en su casa de la localidad navarra de Azpiroz a los 75 años, llevaba una temporada enferma, aunque su salud siempre había sido frágil, según Borja-Villel, quien ha señalado que ella consideraba al Reina Sofía su museo.

Elena Asins, que nació en Madrid en 1949 y estaba clasificada como "la madre del conceptualismo" español, realizó una gran exposición en 2011 en este museo.

En la muestra se pudieron ver obras suyas de los años sesenta y hasta sus últimos trabajos. La artista recogía la tradición constructiva de la vanguardia del siglo XX y la combinaba con la computación y la teoría de la información de la década de los sesenta, atravesando el arte óptico y el minimalismo.

"La operaron hace dos años y decidió que no iba a volver al hospital. Se la ha ido la vida", ha comentado Borja-Villel, al tiempo que ha subrayado que Asins poseía "una trayectoria extraordinaria de un nivel altísimo. No hacía concesiones a nadie. Su obra para ella era algo fundamental, primordial".

"Lo más importante, lo que revela su carácter -ha subrayado el director del Reina Sofía- es que siempre ha estado trabajando, innovando y cuestionándose su propia obra. Su último trabajo fue el tema de Antígona en vídeo, con el que investigaba nuevas formas, nunca se quedaba aislada".

"Formaba parte de mujeres artistas como Agnes Martin, Gego o Mira Schendel -ha continuado-. Todas ellas trabajan con una abstracción a partir de líneas y de una serie de formas que tiene poco que ver con la abstracción canónica".

"Sus formas tenían que ver con el cuerpo, la danza y el movimiento, y sus palabras tenían algo de partitura. Le interesaba la tecnología y unía la música y el vídeo, la escultura y el dibujo. Todo formaba parte de lo mismo", ha recordado Borja-Villel.

El director del Reina Sofía ha destacado también la actitud crítica de la artista. "Era muy crítica y te hablaba igual de Varufakis como de la crisis; tenía opiniones como las de una persona acampada en (la Puerta del) Sol. Estaba con la gente y vivía para su trabajo", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha