eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El Brujo: "El cargo público sufre una tentación mayor que el 'pringao'"

- PUBLICIDAD -
El Brujo: "El cargo público sufre una tentación mayor que el 'pringao'"

El Brujo: "El cargo público sufre una tentación mayor que el 'pringao'"

El actor Rafael Álvarez, el Brujo, ha resaltado hoy la vigencia de la obra clásica "El asno de oro", de Lucio Apuleyo, por la "degradación moral" que retrata y ha mostrado su "comprensión" con el cargo público actual, "que está sometido a una presión y una tentación mayor que el 'pringao'".

"Hay que comprenderle. Una persona que maneja un presupuesto tiene una presión muy difícil de soportar y debe tener una entereza muy grande y una visión del sentido de la vida y la trascendencia. Tienes un cajón lleno de dinero, nadie te fiscaliza y, si no coges nada, nadie te lo va a agradecer", ha afirmado el Brujo, que representa este texto desde hoy en el Teatro Romano de Málaga.

Cree que todo lo que está pasando con la corrupción se debe a "un movimiento astrológico que hace que todo lo oculto salga a la luz", como el caso de "un concejal de un ayuntamiento del norte que en una lista de gastos puso 'putiferios y varios'".

"Ponerlo por escrito es porque piensas que no vas a tener problemas, porque, si no, habrías puesto 'relaciones públicas' o 'promoción cultural'", ha añadido el actor (Lucena, Córdoba, 1950).

El texto clásico de Lucio Apuleyo relata la historia de un hombre "que se busca una novia, en plan libertino total, quiere experimentar y toma sustancias para tener más potencia sexual y no tener límites en el disfrute, pero la novia se equivoca, le da un producto pasado de rosca y se convierte en burro".

"Se encuentra en un cuerpo de asno con un sexo de asno, que es lo que quería", ha señalado el Brujo, que ha apuntado que la obra muestra la situación del imperio romano en el siglo I, "que estaba hecho polvo, porque lo que hay ahora aquí de corrupción es Finlandia comparado con eso".

Para el actor, no debe extrañar "que la sociedad se corrompa cuando los valores son la podredumbre en lugar de la virtud y hay una inversión de valores, porque la nobleza, la lealtad y la ética se consideran inútiles y no conducen a provecho material, mientras que la picaresca, el robo y la deslealtad parece que son rentables".

En su representación hay referencias a la actualidad, pero "no de forma muy directa, porque las insinuaciones son suficientes", según el Brujo.

"Cuando uno desciende a un caso concreto con nombres y apellidos, eso es anécdota. El texto va más a una reflexión filosófica que engloba las causas profundas a partir de las cuales se generan estos episodios", ha explicado el actor, que cree que "los grandes filósofos no son moralistas, porque llegan a tal grado de comprensión de la condición humana que no condenan a nadie".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha