eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Calvin Harris y la purpurina, protagonistas del Wireless Festival en Londres

- PUBLICIDAD -
Calvin Harris y la purpurina, protagonistas del Wireless Festival en Londres

Calvin Harris y la purpurina, protagonistas del Wireless Festival en Londres

Era el nombre más atractivo del cartel y la razón por la que muchas féminas se hicieron con una entrada del Wireless Festival de Londres, pero el DJ del momento, el británico Calvin Harris, tuvo que compartir hoy protagonismo con el complemento estrella entre los asistentes, la purpurina.

Este festival, que se celebra desde hace once años, abrió este viernes sus puertas hasta el próximo domingo en Finsbury Park, al norte de la capital del Reino Unido, para ver pasar cada día a una media de 50.000 personas, según confirmaron a Efe los organizadores.

Durante poco más de una hora, el pinchadiscos escocés de 32 años, protagonista de portadas tras romper su relación con Taylor Swift, hizo vibrar el suelo del recinto y provocó que la marea de adolescentes y de jóvenes veinteañeros saltaran a más no poder éxitos mundiales como "How Deep Is Your Love?" o "Summer".

Luces, pirotecnia y una imponente mesa, desde donde el que fue el DJ mejor pagado de 2015 mezclaba sus canciones, marcaron un espectáculo que estalló a gritos de emoción cuando sonaron los primeros acordes de "This Is What You Came For", tema al que la estrella caribeña Rihanna pone voz.

"Hemos elegido venir al Wireless y no a otro festival por Calvin Harris", admitió a Efe entusiasta Kristen Mughes, una joven de 19 años de Brighton (en la costa del sur de Inglaterra), que miraba el reloj pendiente de cuando tenía que correr hasta la estación para no perder el último tren.

Harris, que estuvo acompañado en el escenario por el estadounidnese Will Smith, es de los que causa impaciencia entre sus fans, como apuntó Beth Corner, que desde el mediodía ya estaba sentada en el césped con sus amigas, todas ellas de 18 años, haciendo guardia hasta que el rubio pinchadiscos hiciera acto de presencia.

Escueto en palabras encima del escenario, el británico no defraudó y dejó que sonaran los temas "I need your love", "Outside" y "Blame".

Bien entrada la tarde, The 1975, una banda de indie rock de Manchester, congregó frente a ellos a una multitud de asistentes que coreó sencillos como "The Sound" y "Chocolate", aunque una de las que más pronto deleitó a los festivaleros fue la cantante de origen albanokosovar Dua Lipa.

La joven, con un vestido negro de cuero que se fundía con su oscura cabellera, hizo que su audiencia dejara de enfocarla con sus teléfonos para bailar los pegadizos "Hotter than Hell" y "Be the One".

Ir al Wireless lleva implícito para el joven público acudir con las mejores galas y con vestimentas que parecen sacadas de un videoclip musical: coronas de flores, camisas de cuadros atadas a la cintura, camisetas con motivos de rugby, pantalones cortos y calcetines blancos altos, labios morados y, ante todo, brillantes.

Con unas vistosas gafas de sol de espejo y un top de rejilla, Molly Grace explicó el elemento imprescindible en este festival: "Siempre que lleves algo de purpurina estarás perfecto".

Ella cumple la norma tácita con varios dibujos de color rosa y amarillo alrededor de sus ojos, pero los más atrevidos llevan este polvo metálico en el pelo, en el escote y hasta en la espalda.

Los festivales de música no tienen restricción de edad, tal y como dejaron constancia Vick Fourhman y Beck Paget, dos madres del sur de la ciudad del Big Ben, que no se pierden este evento desde hace seis años.

En sus inicios, el Wireless Festival se celebraba en Hyde Park en una única jornada, pero la acogida que recibió impulsó a los organizadores a prolongarlo dos días más y a reubicarlo en el norte de Londres.

Escondida bajo un sombrero verde, Paget comentó que "la música es muy variada", no solo electrónica ni urbana, por lo que es "ideal para pasar el día".

Además, remarcó que "está bien comunicado" y no hay necesidad de desplazarse a sitios remotos, como al suroeste de Inglaterra donde tiene lugar el famoso Glastonbury, y subrayó que "no hay que pagar mucho dinero por una cerveza", en concreto 5 libras (5,85 euros).

Mientras que el sábado estará dominado por el rap y el hip hop, el domingo se subirán al escenario otros DJs como Martin Garrix y Kygo, la nueva estrella británica Jess Glynne y la excomponente de The Black Eyed Peas, Fergie.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha