eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Carlton y Clarke ponen electricidad al Festival de Jazz de Vitoria

- PUBLICIDAD -
Carlton y Clarke ponen electricidad al Festival de Jazz de Vitoria

Carlton y Clarke ponen electricidad al Festival de Jazz de Vitoria

Larry Carlton y Stanley Clarke, al mando de sus respectivos cuartetos, han puesto la nota eléctrica en la programación de la 41 edición del Festival de Jazz de Vitoria, tanto por lo vibrante de su actuación como por los instrumentos empleados.

La noche la ha abierto el guitarrista californiano Larry Carlton, que se ha presentado puntual en el escenario para atacar en solitario "The Lord's Prayer", un tema del que es autor, al igual que de los otros doce temas que el cuarteto ha interpretado esta noche en el escenario de Mendizorroza.

Perfectamente arropado por Claus Fischer al bajo, Wolfgang Dahlheimer a los teclados y Hardy Fischötter a la batería, Carlton ha recorrido un repertorio muy en la línea del smooth jazz en el que no han faltado concesiones más ligadas la blues como "Friday Night Shuffle" que han interpretado en cuarto lugar.

Requeridos con insistencia por el público asistente los integrantes del cuarteto de Carlton han vuelto al escenario para despedirse de esta cita con el Festival de Vitoria interpretando un par de temas, "Walk With Me" y finalmente "Burnable" con los que ha concluido la primera parte de esta segunda jornada.

Tras el descanso ha irrumpido con fuerza en el escenario el cuarteto de Stanley Clarke. Lo ha hecho en su versión más eléctrica, con Clarke empuñando el bajo eléctrico, Beka Goschiaschivili y Cameron Graves los teclados electrónicos y Miek Mitchell una exhuberante batería.

Stanley Clarke, junto a nombres como Jaco Pastorius, es una referencia en la electrificación del bajo en el Jazz, y su trayectoria así lo acredita, desde sus inicios junto a Chick Corea en Return To Forever, hasta giras como la última que le trajo a Vitoria en 2009 en compañía de Marcus Miller y Victor Wooten, otros dos grandes del bajo eléctrico.

Pero en esta ocasión y en el marco de su actual gira europea, uno de cuyos primeros conciertos ha sido este que ha ofrecido en Vitoria, Clarke apuesta por un retorno a las fuentes del jazz y así lo ha demostrado prodigando el uso del contrabajo de madera, al que incluso en algún tema ha atacado con el arco.

En todo caso, tanto su técnica como su personal forma de tocar las cuatro cuerdas han hecho en ocasiones difícil de distinguir a ojos cerrados cuándo el sonido que sacaban sus manos procedía de un bajo eléctrico o de un contrabajo acústico.

Pero no ha sido este programa doble y eléctrico de la noche en el polideportivo de Mendizorroza el único jazz que el festival de Vitoria ha dejado hoy en los oídos de los aficionados.

Por la tarde el escenario del Teatro Principal en el que actúan los artistas encuadrados en el ciclo Jazz del Siglo XXI ha recibido la visita del Harold López-Nussa Trío, piano, contrabajo y batería para evocar sonidos cubanos.

En su repertorio han sonado clásicos de la isla, como "Los Muñecos", del maestro Ignacio Cervantes, composiciones propias llenas de sentimiento como "Mamá", y hasta un tema del gran Chucho Valdés, "Bacalao con pan", con el que han concluido.

El cuarteto de Stanley Clarke ha terminado su concierto en Mendizorroza retomando su bajo eléctrico cuando pasaba ya media hora de las doce de la noche.

Buena hora para prepararse para afrontar la jornada de mañana en la que el teatro Principal acogerá a Joel Ross Con Raynald Colom Quartet y el escenario de Mendizorroza el homenaje a Thelonious Monk con su propio hijo y el cuarteto de pianos integrado por Kenny Barron, Cyrus Chestnut, Benny Green y Eric Reed.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha