eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Cascos azules españoles convertidos en "masterchef" en el Líbano

- PUBLICIDAD -
Cascos azules españoles convertidos en "masterchef" en el Líbano

Cascos azules españoles convertidos en "masterchef" en el Líbano

Militares españoles desplegados en el Líbano se han convertido durante unos días en "masterchef" y enseñan a alumnos libaneses cómo preparar platos típicos de España, al mismo tiempo que aprenden a cocinar las recetas más populares del país de los cedros.

En el marco del programa 'Sancho Panza', impulsado por el Ministerio de Defensa español, ocho cascos azules de la misión de la ONU en el Líbano (FINUL) imparten y reciben clases de cocina en los institutos profesionales con grado de Hostelería de las localidades de Marjayún y Jiam, en el sur del país.

"Esta experiencia me permite valorar lo que tenemos (en España). Al mismo tiempo, podemos enseñar lo que sabemos y es enriquecedor porque es recíproco", explicó a Efe el cabo Álvarez, quien también destaca la oportunidad de estar en contacto directo con la población de la zona donde se desarrolla la misión de paz.

Por su parte, el soldado Casanova, otro improvisado "masterchef", que habitualmente es conductor de ambulancias, destacó que gracias al programa ha conocido "otra cultura y gente que tiene menos medios y recursos".

Asimismo, "esto nos permite salir del día a día, sobre todo ahora que han pasado cuatro meses (de la misión que dura seis) y viene bien para la cabeza", añadió, en la escuela de Hostelería de Marjayún, donde este fin de semana estuvieron impartiendo y recibiendo lecciones de cocina.

A través de un intérprete, los dos cascos azules preparan platos típicos españoles, detallando los ingredientes y cómo cocinarlos, mientras la "chef" Rasha Yuama, les enseña a su vez recetas libanesas.

Esta alumna de la escuela profesional aseguró que el programa 'Sancho Panza' les ha brindado "una experiencia muy bonita" y que el hecho de no hablar español no impide que el intercambio cultural entre libaneses y españoles positivo.

"Lo que estamos aprendiendo es muy importante para nuestro futuro, quizás un día podré abrir un restaurante español-libanés", declaró a Efe otro alumno de nombre Ali Amin.

Asimismo, confesó que cuando vuelve a su casa, prepara los platos españoles que más le han gustado para perfeccionar la técnica y aseguró que, entre otras cosas, este curso le ha enseñado a mezclar ingredientes como la leche y el limón, algo que no se acostumbra a hacer en la cocina libanesa.

De esta forma, se cumple el objetivo de 'Sancho Panza', que es el de acercar las culturas de los dos pueblos, el español y el libanés, tal y como lo concibió el general José Conde de Arjona, amante de la gastronomía libanesa, con la que entró en contacto durante su primera estancia en el Líbano en 2008.

El propio Arjona aprendió las recetas más tradicionales del Líbano, como la ensalada 'tabulé' o 'fatush', y las llevó posteriormente a España con él, junto a los ingredientes locales.

Tanto los militares como los jóvenes libaneses han aprendido además algunas palabras en el idioma del otro, y han podido degustar los platos que han cocinado juntos, al término de los cursos que dieron comienzo hace dos semanas y todavía se prolongarán.

Los estudiantes libaneses se han familiarizado con el salmorejo, la crema catalana y, por supuesto, la más que conocida paella. Por su parte, los cascos azules han horneado la típica pizza libanesa llamada 'manushé' y han triturado el puré de berenjenas con crema de sésamo 'mutaabal', además de comprobar que el arroz con leche también es un postre muy común en las mesas de Oriente Medio.

Los ocho "masterchef" de uniforme son voluntarios que adquirieron formación práctica en las instalaciones que la escuela ESAH (Estudios Superiores Abiertos de Hostelería) tiene en el Café de Oriente en Madrid, donde aprendieron recetas que representan todas las comunidades autónomas españolas.

"Uno de los programas con más éxito dentro de la cooperación cívico-militar es el intercambio de cultura gastronómica entre España y Líbano, una actividad que incide en lo que nos une, que se realiza desde hace años de forma 'amateur' y que cuenta con la publicidad gratuita de la fama de la cocina española, de nuestros grandísimos maestros y restaurantes de renombre universal", dijo Defensa en un comunicado emitido al comienzo de 'Sancho Panza'.

Unos 600 militares están desplegados en el marco de la FINUL, fuerza de la ONU que tiene como misión supervisar el alto el fuego entre el grupo chií libanés Hizbulá y el Ejército israelí en la zona fronteriza entre ambos países.

El contingente español está al mando de la Base Miguel de Cervantes, sede de la Brigada Este y ubicada en la localidad meridional libanesa de Ebel es Saqui.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha