eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Claudia Piñeiro dice que sus primeras obras no fueron pensadas como novela negra

- PUBLICIDAD -
Claudia Piñeiro dice que sus primeras obras no fueron pensadas como novela negra

Claudia Piñeiro dice que sus primeras obras no fueron pensadas como novela negra

La escritora argentina Claudia Piñeiro, autora de "Una suerte pequeña", "Un comunista en calzoncillos" y "Betibú", ha asegurado hoy que sus novelas tienen muchas capas, como las cebollas, y que sus primeras obras no fueron concebidas como género negro, aunque ocupasen sus estanterías en las librerías.

Piñeiro, que participa en la Semana Negra de Gijón al haber sido la ganadora de la pasada edición del festival literario Buenos Aires Negra, ha dicho hoy que lo policial estaba presente, como algo secundario, en sus primeros trabajos, hasta que escribió "Betibú", la primera que considera del género negro.

La autora ha dicho en una rueda de prensa que sus novelas "tienen muchas capas", con personajes y tramas que se superponen, con un elemento en común que considera fundamental, el suspense.

Su ópera prima, "El secreto de las rubias", permanece inédita pese a haber sido una de las diez obras finalistas del premio de literatura erótica La sonrisa vertical, de Editorial Tusquets, al que se presentó para salir de la rutina de su trabajo en un auditoría de cuentas.

Fue el comienzo de una nueva etapa en su vida y el punto de inflexión que determinó que se dedicara a escribir y abandonara su profesión como economista, a la que se había dedicado durante diez años.

Ganadora del Premio Clarín por "Las viudas de los jueves", llevada al cine por el director Marcelo Piñeiro, la autora está considerada como una de las narradoras destacadas de la literatura policial que se produce en la Argentina.

Piñeiro ha recordado hoy sus comienzos en los talleres dirigidos por el bonaerense Enrique Medina, que en los años sesenta del siglo pasado causó conmoción en el mercado editorial porteño con "Las tumbas", un duro relato autobiográfico de su infancia en los "reformatorios", como se denominan las instituciones de reclusión para menores de edad en su país.

La autora de "Un ladrón entre nosotros", su primera novela publicada, ha tenido palabras de agradecimiento para Medina y también para Guillermo Saccomanno, de quien se considera "hija literaria".

También ha explicado que escribió "Un comunista en calzoncillos", pensando en la figura de su padre, afiliado al partido, pero a quien no veía haciendo la revolución, sino "siempre en casa tomando mate".

Algunos años después de que se publicara esta novela, por intermedio de una tercera persona, se enteró de que su padre era un cuadro importante del Partido Comunista en la localidad bonaerense de Burzaco, donde nació y vivió su adolescencia.

Piñeiro ha dicho que el compromiso político de su padre le permitió saber "lo que estaba pasando" durante la dictadura militar argentina, que gobernó entre 1976 y 1983, mientras que sus amigas y compañeras de clase lo ignoraban.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha