eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La fotógrafa Cristina García Rodero muestra a los más vulnerables de la India

- PUBLICIDAD -
La fotógrafa Cristina García Rodero muestra a los más vulnerables de la India

La fotógrafa Cristina García Rodero muestra a los más vulnerables de la India

No esconde la fotógrafa Cristina García Rodero que al llegar a la India nada fue como se esperaba. Angustiada, se encontró con un paisaje "horrendo" y una luz "espantosa", pero se sumergió entre los más vulnerables y ahora muestra su verdad en una exposición en Caixafórum, en Barcelona.

Hasta el próximo mes de enero, el centro barcelonés acoge una muestra de ochenta impactantes y coloristas imágenes de la artista de Puertollano, que forman parte de su proyecto "Tierra de sueños", centrado en los más olvidados del país asiático: niños y niñas, personas con discapacidad y, especialmente, mujeres.

De la mano de la Fundación Vicente Ferrer, la reconocida retratista -la primera española en entrar en la agencia Magnum- estuvo 45 días recorriendo hospitales, centros de acogida de mujeres víctimas de maltratos, talleres, escuelas para niños con discapacidad o "colándose" en las bodas que se celebraban en Anantapur, en el estado de Andhra Pradesh, una de las zonas más pobres del país.

De hecho, la directora general adjunta de la fundación "la Caixa", Elisa Durán, ha recordado hoy que hace dos años la institución le hizo este encargo especial para que realizara un trabajo del que les interesaba "su mirada, su visión, su empatía" hacia personas de comunidades rurales, de las que se desprende "esperanza".

García Rodero dejó de lado sus características instantáneas en blanco y negro, y ahora refleja a todo color "las tristezas, las ganas, los sueños" de muchas personas que le hicieron fácil su trabajo, a pesar de que en ocasiones retrataba en pequeños espacios rodeada de más de treinta individuos, todos atentos a lo que acontecía delante y detrás del objetivo.

Su cámara tanto se fija en la madre triste que al acabar de parir conoce que su retoño es una niña, como capta la mirada de Nagamani, un pequeño de seis años, que sufre glaucoma congénito, una enfermedad que causa ceguera irreversible si no se trata a tiempo.

Tampoco es ajena a su aparato fotográfico la asustada Shirvani, apenas una niña, el día de su boda, sujetando un saco lleno de arroz, que ofrecerá a la familia del novio y que simboliza la confianza que a su nueva familia no le faltará nunca la comida.

Las abuelas tienen, asimismo, su protagonismo en varias de las instantáneas, así como personas afectadas por el VIH, o los niños y adolescentes con discapacidad intelectual, residentes en centros especializados, puesto que a menudo son considerados como "no productivos" y abandonados y estigmatizados por sus propias familias.

Lo más bonito del proyecto, ha subrayado la fotógrafa, ha sido "el entusiasmo" que encontró en todas las personas con las que compartió su día a día. "Entré en contacto con mucha gente y me enamoré de todos ellos, de cómo son", ha apostillado.

A la vez, ha mostrado su emoción "por la cantidad de problemas que se resuelven" gracias a instituciones como la fundación Vicente Ferrer, que tanto media para que niños sordomudos sean tratados médicamente como enseña lo que es la violencia de género o lleva representaciones de teatro a los pueblos.

El director general de la fundación, Jordi Folgado Ferrer, presente en el acto, ha opinado que las imágenes de Cristina García Rodero "transmiten sentimientos, nos van a ayudar a concienciar a la sociedad", a la vez que pueden contribuir a "luchar contra la pobreza, la discriminación, la falta de libertad".

A su juicio, se trata de una exposición "de sueños y esperanzas, de que puede haber un futuro mejor", aunque no ha obviado que la lucha en favor del desarrollo "no es de un día, sino un compromiso de larga duración".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha