eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Cristina Higueras publica "El extraño del ayer", resultado de un "paréntesis" muy, muy negro

- PUBLICIDAD -
Cristina Higueras publica "El extraño del ayer", resultado de un "paréntesis" muy, muy negro

Cristina Higueras publica "El extraño del ayer", resultado de un "paréntesis" muy, muy negro

Cristina Higueras estaba cansada, "muy cansada", después de veinte intensos años como actriz y productora de teatro, y necesitaba "un respiro, un cambio de tercio, un giro" en su vida. Un punto y aparte que le ha llevado de nuevo hasta la escritura.

Y el resultado de ese "paréntesis" en su carrera artística es "El extraño del ayer", una novela negra "en la que nadie es lo que parece" y que atrapa al lector desde la primera página. Una sangrienta historia de asesinatos en serie con la que se siente especialmente satisfecha.

"Desde el primer momento supe que había hecho un buen trabajo", asegura en una entrevista con Efe la actriz y empresaria.

Esta novela, editada por La Esfera de los Libros, no es su primera aventura literaria, ya que hace unos años publicó "Consuelito de la ascensión", una novela con tintes autobiográficos y mucho humor.

Cristina Higueras siempre se ha sentido atraída por el género negro, tanto en la novela como en el teatro, y prueba de ello son los dos "thrillers" que ha producido e interpretado hasta ahora sobre un escenario: "La trama" y "Sola en la oscuridad", función que le supuso, además de un importante éxito, un grandísimo reto profesional, para el que necesitó la ayuda de un preparador de la ONCE.

Como lectora de novela negra, "desde que era una adolescente", se ha sentido especialmente atrapada por el genio de maestros del género como James M. Cain, Patricia Highsmith y Raymond Chandler, entre otros clásicos americanos de mitad del siglo XX, y por la trilogía "Millenium" del escritor sueco Stieg Larsson.

"He mamado mucho de todos ellos", reconoce la actriz, que para su debut en la novela negra ha recurrido a una historia "con ritmo, con muchos giros, que mantienen en vilo al lector; una historia potente y entretenida".

Una novela a la que no sobra ni una sola página. "Estoy leyendo -confiesa- bastante novela negra, no voy a decir autores, que a priori están bien, la historia es original, está bien contada, los personajes son creíbles,.... pero a casi todas les sobran cien páginas".

La acción de "El extraño de ayer" transcurre en Madrid, "mi ciudad", recalca Cristina Higueras, que ha querido así rendir un homenaje a la gran urbe en la que nació, vive y trabaja. "Quería situar los crímenes oscuros, truculentos y siniestros en un ambiente muy cotidiano, muy luminoso y costumbrista. Me interesaba el contraste".

Contraste que, en su opinión, "hace más rica cualquier historia". Al fin y al cabo, continúa, una novela "no es ni más ni menos que una vida condensada. Y en la vida se mezclan lo truculento con lo cotidiano, lo luminoso con lo oscuro, la risa con el llanto,...".

La idea de escribir está novela creció en su imaginación tras ver en televisión un documental en el que se afirmaba que hay más o menos el mismo porcentaje de personas pelirrojas que de hemafroditas. "Todos -dice- conocemos a un pelirrojo, pero ¿quién conoce a un hemafrodita, a una persona intersexual?".

Cristina Higueras se responde a sí misma con esta historia protagonizada por dos mujeres policías, una inspectora, Loren Barceló, y una oficial, Mónica Rojo, ambas de la Policía Judicial, encargadas de investigar los asesinatos, en circunstancias muy sangrientas y enigmáticas, en los que se ve envuelto el médico forense Gonzalo Feomorel, que padece de sonambulismo desde la infancia.

Xena y Gabrielle, así se las conoce en el mundillo policial, son jóvenes -no han cumplido aún los 30- y aportan instinto y perspicacia a su trabajo investigador, cada vez menos masculino, menos machista. "Sí, las mujeres combaten el mal de forma diferente a los hombres", advierte la autora.

Más de tres meses estuvo Cristina Higueras documentándose antes de sentarse a escribir. Para ello contó con la ayuda de policías, de profesionales de la medicina y de otras disciplinas. "Esta novela hubiera sido imposible sin este trabajo previo; no hubiera sido creíble, verosímil".

En ella, aprovecha para deslizar una crítica feroz a un tipo de periodismo morboso, sobre todo televisivo, por el que siente un rechazo especial. "Me da mucha vergüenza -comenta- que determinados personajes, personajillos diría yo, que protagonizan este tipo de programas de televisión, sean los héroes nacionales en nuestro país. Como española me siento abochornada".

Acostumbrada a los nervios de los estrenos, a someter su trabajo de actriz y empresaria a la consideración del público, Cristina Hoyos ha vivido la publicación de esta novela con una cierta inquietud. "Quizás el miedo no es tan intenso como el que se vive antes de pisar el escenario, pero casi, casi", reconoce.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha