eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La DGT incrementa la vigilancia en carreteras convencionales

- PUBLICIDAD -
La DGT incrementa la vigilancia en carreteras convencionales

La DGT incrementa la vigilancia en carreteras convencionales

La Dirección General de Tráfico (DGT) incrementará durante esta semana la vigilancia en carreteras convencionales, que se cobran más de novecientos fallecidos en accidentes cada año.

Estas carreteras suponen más del noventa por ciento del total de kilómetros de la red, son las más peligrosas y las que representan una mayor siniestralidad pese a que la densidad de tráfico que soportan es menor que en las vías desdobladas como autopistas y autovías.

Cuatro de cada diez accidentes mortales en este tipo de vías son salidas de vía y dos de cada diez colisiones frontales, informa la DGT, que ha identificado y publicado en su página web los 1.314 tramos de carreteras convencionales peligrosas en los que se intensifica la vigilancia y en los que se debe prestar especial atención en la conducción.

Intersecciones, trazados antiguos, incorporaciones situadas al mismo nivel, tramos montañosos, curvas y necesidad de invadir el sentido contrario para adelantar son algunas de las características que definen algunos tramos de los aproximadamente 150.000 kilómetros de carreteras convencionales que hay en España.

Por este motivo la DGT pone en marcha desde hoy hasta el domingo una nueva campaña de vigilancia y control en carreteras secundarias con el objetivo de conseguir comportamientos más seguros entre los conductores y por lo tanto una reducción de accidentes en este tipo de vías.

La intensificación de la vigilancia en estas carreteras coincide en el tiempo con la campaña de drogas y alcohol, que también esta desarrollando la DGT.

De esta forma, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlarán a los conductores que circulen por este tipo de vías la velocidad, los adelantamientos indebidos, la utilización del teléfono móvil y la conducción bajo los efectos de drogas o alcohol, así como la documentación y cualquier otra infracción.

Debido a su alta siniestralidad, las carreteras convencionales son uno de los objetivos prioritarios de la DGT y por ello antes del verano identificó y dio a conocer los tramos más peligrosos para extremar en ellos la precaución.

Estos tramos han sido revisados y a comienzos de octubre Tráfico actualizó el listado registrando 1.314 con especial peligrosidad.

Uno de cada tres fallecidos en accidentes de tráfico durante el pasado verano se produjeron en los tramos identificados como peligrosos, en los que murieron ochenta y seis personas.

El pasado año fallecieron en carreteras convencionales 957 personas, lo que representa el 74 por ciento del total de víctimas mortales ocurridas en vías interurbanas, que ascendió a 1.247, y otras 3.813 resultaron heridas y requirieron ingreso hospitalario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha