eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Dallas (EE.UU.) se enamora del arte español con los tesoros de la Casa de Alba

- PUBLICIDAD -
Dallas (EE.UU.) se enamora del arte español con los tesoros de la Casa de Alba

Dallas (EE.UU.) se enamora del arte español con los tesoros de la Casa de Alba

El arte español se ha convertido en el protagonista cultural de la ciudad de Dallas, a la que han viajado las obras maestras de la Casa de Alba para celebrar el 50 aniversario del Meadows Museum, un pequeño museo del Prado en Texas.

Con la "Duquesa de Alba" pintada por Goya como eje central de la muestra, en cuya inauguración hoy ha estado presente junto al director del museo Mark Roglán, Carlos Stuart y Martínez de Irujo, duque de Alba, y su hermano Cayetano, duque de Arjona, "Tesoros de la Casa de Alba" exhibe 130 obras maestras, que se expondrán hasta el 3 de enero de 2016.

Pinturas, esculturas, muebles y otros objetos, que muestran la riqueza de una colección atesorada durante años por la familia, se han reunido para celebrar un acontecimiento que ha sido posible gracias a la donación de la Fundación Meadows, ya que la Fundación Alba cobra un canon por la muestra, cuya cuantía no se ha desvelado.

Fernando Checa, comisario de la exposición, ha tenido total libertad para seleccionar obras del Palacio de Liria de Madrid, del de Dueñas de Sevilla y del de Monterrey en Salamanca.

"No hemos querido plantear un recorrido cronológico ni por escuelas sino ir contado como se ha formado la colección a lo largo de los siglos y mostrar una forma muy coherente de hacerlo con la historia del coleccionismo a nivel europeo y que empezó en el siglo XVI", precisa Checa.

Para el antiguo director del Museo del Prado, la exposición narra la historia de la Casa de Alba a través de sus cuadros.

Y hay dos momento fundamentales. El primero de ellos cuando la Casa de Alba emparenta con el Marqués del Carpio, uno de los mayores coleccionistas de arte de Europa del siglo XVII y de quien el ducado de Alba heredó importantes pinturas renacentistas y barrocas.

El otro momento es el emparentamiento con los duques de Veragua, propietarios de los documentos de Cristóbal Colón que posee la colección. Protagonista especial de esta historia es también Carlos Miguel Fitz Stuart "el gran coleccionista de la familia".

El recorrido de inicia con un retrato del tercer duque de Alba que estaba atribuido a Tiziano, tal y como figura en su marco, pero que Checa considera que es de Antonio Moro. "Tiziano no hubiera pitado nunca este cuadro", sostiene.

Junto a él se exhibe otra de la joyas de la colección, la "Biblia de la Casa de Alba", un códice del siglo XV que es la primera traducción de la Biblia del hebreo al castellano y que cuenta con más de 300 ilustraciones. "Se trata del libro más importante que nunca ha habido en Texas", según Checa.

Importante es también el cuaderno de bitácora de Cristóbal Colón, manuscritos en los que se documenta el viaje del Descubrimiento y que incluye tanto el primer mapa del Nuevo Mundo dibujado por Colón, como la lista de la tripulación que viajó junto a él durante su primera travesía por el Océano Atlántico.

Una de las obras que despertará más interés entre el público de Dallas será sin duda la pintura que Goya hizo a la Duquesa de Alba vestida de blanco. Esta es, al igual que la mayoría de las piezas, la primera vez que la pintura viaja a Estados Unidos y la segunda desde 1921, en Londres, que sale de territorio español.

Este retrato muestra la estrecha relación entre Teresa Cayetana de Silva Álvarez de Toledo, XIII Duquesa de Alba, y Goya.

Junto al retrato de la duquesa, tras cuya muerte sin sucesión se dispersó la mayor parte de la colección, se muestra otra pintura del maestro español, la que hizo a Gabriela de Palafox.

Fernando Checa ha querido dar especial importancia a la figura de Carlos Miguel Fitz Stuart "el gran coleccionista de la familia" y con el que tuvo lugar la unión de las casas de Berwick y Alba en 1802, como consecuencia de la muerte sin descendencia de la duquesa.

Para ello, en la sala central de la exposición ha creado una especie de gabinete en el que se pueden contemplar esculturas, miniaturas, dibujos y algunos grabados de Durero, Ingres o Rembrand que forman parte de los más de 7.000 que adquirió a lo largo de su vida, en la que también compró una magnifica Virgen de Fra Angelico.

"Aquí se muestra la única pintura de Ingres que hay en España y que fue encargada por Carlos Miguel al artista" recuerda Checa.

Otros grandes artistas en la muestra son Renoir, con "Chica con sombrero con cerezas", Murillo con su retrato de Antonio de Miranda, Andrea Vaccana, con "La Magdalena", varias pinturas de Federico y de Raimundo de Madrazo, así como de Joaquín Sorolla o Singert Sargent.

Destaca el retrato de Eugenia de Montijo que pintó Francisco Javier Winterhalter, obras de Rubens, Sert, Fantin-Latour, Zuluaga o el tapiz "Mercurio enamorado de Herse" de Willem de Pannemaker.

Con esta exposición, el Meadows Museum celebra a lo grande sus cincuenta años de vida en los que se ha centrado en el estudio y en la exhibición del arte español, cumpliendo así el deseo de su fundador Algur H. Meadows de crear "un Prado en la pradera".

Por Mila Trenas

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha