eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Daniel Arasa cierra su tríptico sobre la batalla del Ebro con datos inéditos

- PUBLICIDAD -
Daniel Arasa cierra su tríptico sobre la batalla del Ebro con datos inéditos

Daniel Arasa cierra su tríptico sobre la batalla del Ebro con datos inéditos

El periodista Daniel Arasa cierra con su nuevo libro, "El Ebro en llamas", el tríptico que ha escrito en los últimos años centrado en la Guerra Civil y, especialmente en la batalla del Ebro, con la aportación de datos inéditos, como cuánta agua llevaba el río cuando lo cruzaron los republicanos.

En una entrevista con Efe, Arasa ha explicado que mientras sus dos obras anteriores sobre esta temática tenían que ver con la "batalla informativa" que se libró en la zona, ahora lo que ha hecho es formularse una serie de preguntas como "¿por qué el gobierno y los altos mandos de la República planearon la batalla cuando sabían que no la podían ganar?" e intentar responderlas en base a información documental, más que testimonial.

Sostiene el escritor que una de las constataciones que ofrece en la obra es que, a diferencia de lo que se ha dicho durante años, el ejército franquista no fue "sorprendido" por el ataque republicano en el Ebro, si bien es cierto que no sabían el día exacto del mismo.

Sin embargo, "los nacionales tenían todos los datos, sabían que por aquellos días -julio de 1938- el ejército de la República pasaría el río y, a pesar de eso, no pusieron medios para pararles porque pensaban que no habría una ofensiva muy importante".

En el libro también estudia por qué Francisco Franco siguió una estrategia contraria al criterio de casi todos sus generales y apostó por combatir en unas montañas sin valor y con miles de víctimas, en vez de centrarse en otros territorios.

Para Arasa, Franco actuaba "más como un comandante que como el general de un ejército y lo único que quería era no dejar nada por conquistado y destruir totalmente al enemigo".

Respecto al hecho de que no hiciera caso a sus generales de que atacara primero Cataluña y su capital, Barcelona, donde en ese momento se encontraba el gobierno y el mismo presidente de la República, Manuel Azaña, el también historiador precisa que "tenía informaciones de los servicios secretos y del ejército francés de que era preocupante irse hacia la frontera francesa".

Argumenta que Franco temía que Francia acabara interviniendo en el conflicto, lo que veía "como un peligro".

Asimismo, incide en el libro en la importancia que tuvo para el bando de Franco la aviación, puesto que una vez las tropas republicanas cruzaron el río la madrugada del día 25 de julio de 1938, "la aviación de su ejército empezó a bombardear puentes y pasarelas, con ayuda alemana, con el objetivo de que no pasaran por allí tanques o la artillería republicana".

Independientemente de estos hechos, Daniel Arasa cree que los republicanos tenían "perdida la batalla, dada la correlación de fuerzas, con una superioridad franquista muy grande, gracias a la aviación y a la artillería, no tanto de la infantería".

Empleando el mismo término de Franco en el sentido de que la batalla del Ebro fue la "más fea" de la Guerra Civil española, el periodista no duda en calificarla, además, como la "más mortífera", con trincheras en las que se combatió durante "horas y horas, con ataques y contraataques, cuatro o cinco veces cada día".

Destaca que por la parte republicana fue una batalla planteada por Juan Negrín y "los comunistas, quienes predominaban en todos los comandos del ejército republicano, gente muy tozuda".

Al igual que ocurre en otras obras suyas, Arasa ha procurado "que el libro sea imparcial" y recuperar "la memoria histórica de un lado y del otro".

"Intento que sea un texto ecuánime, no parto de que hay unos buenos y otros malos, porque animaladas se hicieron en los dos bandos, sino que intento mirarlo todo desde la distancia, profundizando en las cuestiones que trato sin hacer ninguna apología".

Acabado el libro, Daniel Arasa tiene nuevos proyectos sobre la mesa como una investigación sobre lo que ocurrió en Tortosa (Tarragona), su localidad natal, tanto por parte de los republicanos durante la guerra civil, con asesinatos de curas o gente de derechas, como, posteriormente, por parte de la represión franquista.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha