eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Director de El Norte de Castilla pide liderazgo y solidez a prensa nacional

- PUBLICIDAD -
Director de El Norte de Castilla pide liderazgo y solidez a prensa nacional

Director de El Norte de Castilla pide liderazgo y solidez a prensa nacional

Carlos Aganzo, que lleva desde septiembre de 2009 dirigiendo El Norte de Castilla -el diario decano del país y referente de la información regional-, lamenta una cierta pérdida de liderazgo de la prensa nacional y le reclama solidez y fortaleza para reconducir al país como ha hecho en el pasado.

Pero el problema no es de los diarios de ámbito nacional, sino de los lectores españoles, que no han creído en ellos mismos como país y que, por lo tanto, tampoco creen en sus medios, sostiene.

Ante esta situación, Aganzo reclama una prensa nacional sólida y de liderazgo que garantice la continuidad de esa riqueza cultural e intelectual que tuvo en otros tiempos, en los que se puso al frente de los momentos más importantes de la historia de España.

"Un país que no tiene una prensa nacional potente, lo tiene muy difícil como país", sostiene Aganzo en una entrevista con Efe en la que analiza la situación del periodismo y del diario que dirige, que este año cumple 163 años en papel y dos décadas en su edición digital, lo que le ha permitido seguir siendo un diario regional "pero más universal que nunca".

PREGUNTA: ¿Cuál es el secreto de El Norte de Castilla para llevar 163 años en los quioscos?

RESPUESTA: Su identificación con la sociedad. Hemos pasado con ella todos los trances acontecidos durante estos años, entre ellos unas cuantas crisis. El único secreto es hacer lo único que sabemos hacer: periodismo. La prensa no está solo para contar lo que hay, sino también lo que va a haber. Debe ir un poco por delante, iluminando con un farolillo a la sociedad a la que sirve, y eso es lo que nos ha permitido salvarnos.

P: ¿Es complicado defender la lengua en un entorno digital, de nuevas tecnologías, emoticonos y whatsapp?

R: El cuidado del idioma nos une a El Norte de Castilla y a la Agencia Efe, como referencias de uso de nuestra lengua en los medios de comunicación. Lo que hemos conseguido en este tiempo de transformación es que los periodistas se incorporen también a internet con una cierta naturalidad. Los periodistas trabajan permanentemente por el lenguaje; lo hemos hecho siempre en el papel y ahora lo hacemos también en internet.

Creo que no estamos haciendo en España un mal periodismo en internet. El periodismo siempre ha sido en gran manera literatura de urgencia, y ahora trata de mantener esa pugna con el idioma también en la era digital.

P: El Norte de Castilla, que este año celebra sus 20 años de edición digital, lleva diez permitiendo a los lectores comentar sus noticias en la web, convirtiéndose así en el primer medio de comunicación del grupo Vocento en ponerlo en práctica. ¿Qué balance hace de esta interacción con sus lectores?

R: Para un periodista siempre ha sido muy necesario conocer a sus lectores, y ahora internet permite acercarse un poco más. Pero también hay que saber nadar y guardar la ropa, es decir, abrir la opinión al lector pero velar al mismo tiempo por que ésta sea respetuosa con los demás y con los principios de la democracia, y que se produzca dentro de los criterios de pluralidad y libertad, así como de respeto a los derechos humanos, que siempre hemos defendido.

P: ¿Tendremos El Norte de Castilla en papel muchos años?

R: Creo que sí, porque existe todavía un público numeroso que demanda el soporte en papel. Ninguna de las predicciones sobre el fin del papel, empezando por la de Bill Gates -que aseguró que en el año 2000 se acabaría- se han cumplido. Al papel le queda bastante recorrido y su presencia es compatible con la web. Para los periódicos regionales el diálogo papel e internet está siendo muy fructífero. Sin embargo, en los de tirada nacional parece más difícil.

P: ¿Qué le diría a un joven para animarle a leer un periódico, ya sea en papel o en su versión digital?

R: Un diario es una fotografía que detiene el mundo en un momento determinado y recoge todo lo que el lector tiene que saber, empezando por lo local y terminando por lo internacional, con un orden concreto. Y es importante que los lectores valoren que pagar por una información que da trabajo a un periodista garantiza que lo que cuenta sea veraz y obedezca a un código ético y a una vocación de servicio hacia la sociedad.

Si quieres información veraz debes apostar por ella. Y si no la consigues, nos jugamos muchas cosas, entre ellas la propia coherencia del sistema democrático. A lo mejor algunos jóvenes no lo saben, porque no han vivido en una sociedad que no era democrática. Pero los que sabemos que existen otras maneras de vivir fuera de la democracia tenemos el sagrado deber de contárselo.

P: ¿Y no percibe cierto descrédito con los medios tradicionales?

R: Pero no es solo con los medios, existe un descrédito general de las instituciones que acaba afectando a los políticos, a los jueces, a los periodistas o a los médicos. Hay pacientes, por ejemplo, que le terminan diciendo directamente al doctor la enfermedad que tienen, porque no se fían de su diagnóstico. Hemos perdido la confianza en nuestra sociedad.

P: ¿Qué podemos hacer los periodistas?

Tenemos que hacer lo que sabemos hacer. Contar la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Informar verazmente y tratar de incidir en las instituciones y en el Estado para que mejoren la educación, la sanidad o la igualdad. Contribuir a reforzar los pilares del sistema democrático?

P: ¿Cómo ha logrado El Norte de Castilla tener superávit, mientras otros diarios están en números rojos?

R: Cabeceras nacionales fuertes hay cuatro, pero regionales hay unas cuantas más. Y buena parte de ellas siguen siendo negocio. No es lo mismo la prensa nacional que la regional.

Alrededor del 70 por ciento de los españoles solo lee prensa regional, y lo digo con todo el dolor de mi corazón, porque un país que no tiene una prensa nacional potente, lo tiene muy difícil como país. Muchos de los problemas que tiene España están relacionados con la educación, la cultura, la crisis social y de valores, pero también con la incapacidad de la prensa para orientar el rumbo de este país, como lo ha hecho en otros momentos de nuestra historia.

Cuando nos fijamos en el ámbito regional, vemos que periódicos como El Norte de Castilla han estado siempre y siguen estando al frente de sus sociedades. La prensa nacional ha perdido parte de ese liderazgo y la necesitamos fuerte para que acompañe y ayude a reconducir al país.

P: ¿Así que, en un mundo globalizado, la prensa regional es más fuerte que la nacional?

R: Piensa globalmente y actúa localmente. Los periódicos locales siguen siendo locales, pero más universales que nunca. El mensaje ya no es provinciano, es un mensaje global desde nuestra ventana local. Y en esa dinámica la prensa nacional española se está encontrando con grandes dificultades.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha