eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

España en la Expo Milán: tradición, modernidad y dieta mediterránea

- PUBLICIDAD -
España en la Expo Milán: tradición, modernidad y dieta mediterránea

España en la Expo Milán: tradición, modernidad y dieta mediterránea

El Pabellón de España en la Exposición Universal de Milán 2015 abrió hoy sus puertas con una combinación de tradición e innovación en arquitectura y propuesta expositiva y para promocionar los beneficios de la dieta mediterránea.

Los primeros visitantes accedieron al pabellón a las diez y media de la mañana: una familia francesa, formada por un matrimonio y su hija, que habían viajado a Milán con el único objetivo de visitar la Expo, según explicó a Efe el padre, Christian Coite.

Inspirado en la arquitectura de un invernadero de doble nave y con una superficie de 3.331 metros cuadrados, el Pabellón de España está situado en la confluencia de las dos avenidas principales de la Expo, que, denominadas Cardo y Decumano, en alusión al urbanismo de la Antigua Roma.

Su construcción ha sido concebida con una geometría clara y contenida, formando pórticos en dos hileras -de madera y acero inoxidable- que representan, respectivamente, la fusión de la tradición y de la innovación.

El Pabellón desea ofrecer una imagen "rigurosa y contenida" y que a la vez "no es nada caprichosa, evitando la arquitectura espectáculo", según aseguró a Efe el arquitecto Fermín Vazquez, del estudio b720, que resultó ganador del concurso convocado por Acción Cultural Española (AC/E) -organismo público responsable de gestionar la presencia de España en las exposiciones universales e internacionales-.

Esta misma dualidad entre lo tradicional y lo moderno se observa en los materiales utilizados en la construcción y el revestimiento interno: madera, corcho y esparto en una sección y metal y cristal en otra, según Vázquez, quien explica que el resultado "es una estructura abierta y luminosa, con espacios abiertos entre los que destacan un patio de naranjos y emparrado".

Este último es un elemento tradicional pero su sombra procede de fresas de cultivo hidropónico, un guiño a las técnicas agrícolas más avanzadas.

El Pabellón español tiene previsto atraer a más de 2,2 millones de visitantes, a una media de unos 12.000 visitantes diarios, quienes podrán disfrutar de una experiencia única de ocio educativo, en torno a dos propuestas expositivas: "El viaje del sabor" y "El lenguaje del sabor".

La primera es una instalación artística creada por Antoni Miralda, que propone una reflexión poética en torno a los alimentos. Una gran maleta de 5x4 metros recibe a los visitantes con una gran riqueza iconográfica, con la fuerza de los recuerdos y las memorias relacionadas con los alimentos.

Es la referencia visual que, con otra veintena de maletas, acompaña al recorrido para acceder a "El lenguaje del sabor", la exposición principal situada en la primera planta.

En esta sección se destacan los alimentos característicos de España y de la dieta mediterránea -aceite de oliva, vino, frutas y hortalizas- con paisajes y escenarios agrícolas, ganaderos y pesqueros españoles e imágenes de nuestros sistemas productivos, de nuestros fogones y laboratorios gastronómicos y bodegas.

El visitante tiene la oportunidad de conocer el trabajo de agricultores, pescadores, investigadores, pastores, cocineros y bodegueros, que salpimentan un recorrido audiovisual de descubrimiento y creación.

"El Pabellón de España será una plataforma privilegiada para presentar las ventajas de nuestro sector agroalimentario y nuestra gastronomía", aseguró a Efe la Comisaria General, Teresa Lizaranzu, al recordar la importancia creciente del turismo enogastronómico.

Lizaranzu destacó que España desea promover "una dieta saludable, concienciar de la importancia de evitar el desperdicio de alimentos y de recursos, y la innovación en las formas de producción agroalimentaria", subrayando el debate que puede abrir Expo Milán a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

El edificio cuenta con una oferta gastronómica centrada en un restaurante denominado "El altillo", un Bar de Tapas, el chiringuito Ses Salines y una tienda "gourmet".

El pabellón de España, a cuya apertura asistió el embajador de España en Italia, Javier Elorza, tendrá su acto oficial más importante en el Día de España el próximo 15 de junio, fecha en la que está previsto que se desplace a Milán el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Además, habrá semanas dedicadas a la mayoría de las comunidades autónomas, que contarán con espacios para llevar sus propios programas de actividades.

Por Íñigo Álvarez-Miranda

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha