eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La España de los pintores Madrazo se exhibe desde hoy en Barcelona

- PUBLICIDAD -
La España de los pintores Madrazo se exhibe desde hoy en Barcelona

La España de los pintores Madrazo se exhibe desde hoy en Barcelona

Un total de 67 obras de los siglos XIX y principios del XX de tres generaciones de la familia Madrazo, que fueron pintores de cámara de la familia real, viajeros y cosmopolitas, se muestran a partir de hoy en la Fundación Fran Daurel de Barcelona, donde se subraya su relación con Cataluña.

"Los Madrazo y Cataluña", que se podrá visitar hasta el 30 de septiembre dentro del recinto del Poble Espanyol, permite contemplar los lienzos de una de las más ilustres sagas de pintores de España, muy vinculados por lazos familiares con el catalán Mariano Fortuny, y que tanto retrataron la vida cotidiana de sus consanguíneos, como captaron la mirada de la reina Isabel II o la de otros reconocidos artistas del momento.

De forma cronológica, los comisarios Montserrat Martí y Carlos González López han escogido 67 de las 84 obras de la decimonónica colección de los Madrazo, que pertenece a la Comunidad de Madrid desde 2006, y que retrata la España aristocrática de los siglos XIX y XX, a la vez que ofrece un recorrido por las diferentes tendencias pictóricas del período, desde el neoclasicismo, al romanticismo y el impresionismo.

Por primera vez en Cataluña, el público que acuda hasta la sede de la Fundación Daurel podrá conocer en una misma sala las obras de José de Madrazo -patriarca de la familia y que fue director del Museo del Prado- y las de sus hijos Federico (también director del Prado) y Luis de Madrazo Kuntz, sin olvidar a sus nietos, Raimundo y Ricardo de Madrazo Garreta.

Martí y González han recalcado que mientras el primer pintor conocido de la familia es un representante del neoclasicismo, Federico fue quizá el más renombrado al ser pintor de cámara de Isabel II, en pleno Romanticismo, mientras que Raimundo fue muy importante a nivel comercial; Luis siguió la corriente del Romanticismo y Ricardo estuvo muy influenciado por Fortuny.

Justamente, los comisarios han comentado que Cecilia de Madrazo, hija de Federico, se casó con Mariano Fortuny, quien se convirtió en tertuliano asiduo en las conocidas y concurridas reuniones que organizaban los miembros de la dinastía.

Tras el enlace entre Fortuny y Cecilia de Madrazo, Federico de Madrazo se convirtió en protector del pintor catalán y le aconsejó tanto artística como económicamente, mientras Ricardo y Raimundo se convertían en sus amigos, coincidiendo y trabajando en España, Roma y París.

Entre los cuadros que se exhiben, destacan el que pintó Federico de Madrazo Kuntz de tres de sus hijos: "Luisa, Rosa y Raimundo", de 1845, o el retrato del mismo patriarca José de Madrazo, plasmado por su hijo menor, Luis.

Asimismo, llaman la atención diferentes estudios de la familia real, formada por Isabel II, Francisco de Asís y la infanta Isabel, pintados por Federico u otro de la duquesa de Alba, del mismo autor.

En otro de los extremos de la sala, uno de los lienzos que destacan es un retrato de Luis de Madrazo de su sobrina María Luisa Fortuny de Madrazo y su hija María Teresa de Madrazo y de Madrazo, de mediados de los años ochenta del siglo XIX, en las que se muestra su contraste de personalidades, la primera pintada con un vestido rojo intenso y la segunda con uno de color azul.

Los comisarios han desvelado que la hija de Mariano Fortuny, María Luisa, fue una mujer peculiar, aficionada a temas esotéricos y que acabó recluida en su casa, durmiendo siempre en una butaca del salón, donde murió.

En la exposición también hay cuadros de carácter religioso, aunque predominan los retratos.

El último que se expone, de Ricardo de Madrazo Garreta, es un pequeño e impactante óleo sobre tabla, en el que se ve, muerto, al único hijo que tuvieron Mario Daza Campos y María Teresa de Madrazo, que apenas vivió 37 días.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha