eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Esther Ferrer: Todos los premios "me angustian", aunque al final "los digiero"

- PUBLICIDAD -
El Premio Velázquez reconoce la coherencia y el rigor de Esther Ferrer

El Premio Velázquez reconoce la coherencia y el rigor de Esther Ferrer

Esther Ferrer, la segunda mujer en la historia galardonada con el máximo reconocimiento de las Artes Plásticas, el Premio Velázquez, ha recibido hoy con "angustia" la noticia, aunque, al final, admite, ha aceptado la decisión. "Mi pretensión -ha dicho a Efe- es pasar lo más desapercibida posible".

Ferrer (San Sebastián, 1937), que vive desde hace más de 20 años en París, ha explicado que todos los premios que le dan -recibió, entre otros, el Nacional de Artes Plásticas de 2008- le provocan "problemas y angustia", porque siempre se plantea que, "con toda la que gente que se lo merece", "por qué" a ella.

"Al principio siempre lo paso mal, aunque luego lo digiero y lo relativizo. Siempre he aspirado a pasar lo más desapercibida posible, que ni me miren ni me vean. Nunca he hecho nada por reconocimiento o por hacer algo, ni he pedido una ayuda. Quiero estar lo más lejos posible de todo lo oficial", ha subrayado.

Le "horrorizan" los actos oficiales y, "por supuesto", las entregas de premios, aunque, puntualiza, ya le ha dicho a quien le "ha llamado" -el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle- que "aceptaba" el reconocimiento.

Le ha gustado del premio que en el jurado "haya extranjeros" y, "por tanto, independientes de todo", como la directora Zdenka Badovinac, directora de la Moderna Galerija de Ljubljana, una ciudad en la que ella expuso y a la que "lo mismo", barrunta humilde, le gustó su trabajo.

El jurado, presidido por el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas, Miguel Ángel Recio, ha estado compuesto además por Nekane Aramburu, Federico Castro, Catherine Aimée David -del Centro Georges Pompidou-, Francisco José González Jiménez (Curro González), Anna Maria Guasch y Jaime Pulido -conservador del Museo de Arte Moderno de Bogotá (Mambo).

"Entiendo perfectamente que hay que elegir a alguien y que te puede caer a ti, 'bien sûre'. De momento, me lo han dado, lo he aceptado y ya veremos...", precisa la artista, que en 1999 fue una de las dos artistas que representaron a España en la Bienal de Venecia.

Licenciada en Ciencias Sociales y Periodismo y conocida por sus "performances", que realiza individualmente o cuando formaba parte del grupo ZAJ (disuelto en 1996), comenzó a mediados de los 70 una intensa actividad plástica, con fotografías trabajadas, instalaciones y cuadros.

Desde sus inicios, Ferrer ha realizado "performances" en las que pretendía hablar de lo inadvertido y de las propiedades poéticas de acciones relacionadas con el uso de objetos como papeles, dados, la escritura y el alfabeto.

Y estos elementos han ido desplazándose hacia problemas asociados con la identidad, lo incomprensible de un lenguaje nuevo, pero contando con la participación del espectador.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha