eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El Festival de Málaga, "voluntad, deseo y talento" para conquistar al público

- PUBLICIDAD -
El Festival de Málaga, "voluntad, deseo y talento" para conquistar al público

El Festival de Málaga, "voluntad, deseo y talento" para conquistar al público

La XVIII edición del Festival de Cine de Málaga, que se celebrará del 17 al 26 de abril, se propone este año conquistar al público con una buena dosis de "voluntad, deseo y talento", capaz de "generar la complicidad de los espectadores", con el objetivo de "sentirnos orgullosos de nuestro cine".

Con estas palabras, el director del festival, Juan Antonio Vigar, ha dado el pistoletazo de salida a una muestra que "se reinventa": "Si el año pasado dijimos que el talento terminaría tirando de la industria -no voy a repetirme, pero una de cada cuatro películas vistas en 2014 era cine español-, sí voy a decir que eso ha sido mérito del sector".

Han sido en total 1.714 películas inscritas en esta edición, de las que se han seleccionado 178; de ellas, compiten en la sección oficial quince, de las que trece entran a concurso, con solo dos de ellas dirigidas por mujeres.

Esta "foto fija del estado del cine español" va a ocupar la capital malagueña, ha dicho la concejala de Cultura de Málaga Gemma del Corral, en ausencia del alcalde de la ciudad, en una presentación que ha tenido lugar hoy en Madrid.

Leticia Dolera ha recordado que "mi primer protagonista y mi primer corto los presenté en el Festival de Málaga. Le tengo especial cariño: lo relaciono con los nervios y la emoción de las primeras veces".

Su película, "Requisitos para ser una ser una persona normal", plantea al espectador "si la normalidad existe y si hay requisitos para encajar en la sociedad", ha explicado la actriz y también directora.

Por su parte, otro actor en labores de director, Daniel Guzman, se abre el pecho en el relato autobiográfico "A cambio de nada", una historia "expuesta" que ha tardado nueve años en sacar adelante.

La inauguración del Festival correrá a cargo del veterano Joaquín Oristrell, asiduo de Málaga: "Con 'Hablar'", ha dicho, "hago un experimento, 80 minutos en un solo plano secuencia, donde 30 actores caminan por Madrid para mostrar un retrato de una noche de verano, gente que vive el estupor de lo que pasa: la explotación, el paro, el trabajo-basura, la corrupción, el sexo por internet...".

Para la clausura se ha elegido "Sólo química", séptimo largometraje de Alfonso Albacete, reconocido autor de "Mentira y gordas" o "Más que amor, frenesí", que se presenta fuera de concurso.

Zoe Berriatúa, otro debutante, presenta "Los héroes del mal", una película "de descubrimientos, muy malagueña (...), que no hace concesiones" sobre el doloroso paso de la adolescencia al mundo adulto.

Ibon Cormenzana, productor de cintas tan premiadas como "Blancanieves" o "No habrá paz para los malvados", ha explicado que "La deuda" ("Oliver's deal"), ópera prima de Barnie Elliot, es un "thriller" político con Alberto Amman, Stephen Dorf y Carlos Bardem en el reparto.

Manuela Moreno, debutante también, propone una comedia romántica "generacional y muy de chicas", ha dicho, para pelear por la Biznaga, "Cómo sobrevivir a una despedida", protagonizada por Natalia de Molina y Úrsula Corberó.

Antonio Hernández, director de series televisivas como "Gran reserva" o "La fuga" y autor de cintas como "Lisboa" o "Los Borgia", presenta su undécimo trabajo, "Matar el tiempo", "cine negro" para mantener el entusiasmo.

Samuel Martín Mateos y Andrés Luque, que ya estuvieron en Málaga con "Agallas", firman "Tiempo sin arte" una historia de "venganza y búsqueda" que transcurre en Colombia, pero podría pasar en cualquier lugar.

Con "El país del miedo", un "thriller" social que sitúa al espectador "en el incómodo lugar del cobarde", otro novato en este festival, Francisco Espada, cuela por primera vez en Málaga una cinta extremeña.

Por su parte, el productor Javier Lafuente ha presentado "Los exiliados románticos", nuevo proyecto de Jonás Trueba, basado en su novela del mismo titulo, una "'road movie' emocional" de un puñado de chavales.

"Sexo fácil, películas tristes", con Marta Etura y Quim Gutiérrez, es la apuesta del guionista argentino Alejo Flah, y "Techo y comida", el reivindicativo título que ha elegido el jerezano Juan Miguel del Castillo, un grito contra los desahucios donde repite protagonismo la ganadora de un Goya Natalia de Molina, "la actriz del momento".

Isabel Coixet, a quien se dedica una retrospectiva, mostrará fuera de concurso "Aprendiendo a conducir", en un festival más cargado de cine negro y de autor de lo habitual, como ha señalado Fernando Méndez Leite, miembro del comité seleccionador.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha