eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La Fundación Mandela apela a la solidaridad antiapartheid para frenar la xenofobia

- PUBLICIDAD -
La Fundación Mandela apela a la solidaridad antiapartheid para frenar la xenofobia

La Fundación Mandela apela a la solidaridad antiapartheid para frenar la xenofobia

La Fundación Nelson Mandela inauguró hoy una exposición fotográfica que apela al sacrificio solidario de los países africanos en su lucha contra el "apartheid" para intentar frenar la xenofobia que ha desatado una ola de violencia hacia los inmigrantes en Sudáfrica.

"África meridional está interconectada. Esta idea de 'yo soy sudafricano, tú mozambiqueño, o zimbabuense' no tiene sentido y la historia de la lucha para liberar Sudáfrica es una prueba de ello", contó a EFE el cineasta Simon Bright, uno de los responsables de la muestra.

Unos 3.700 ciudadanos de países vecinos de Sudáfrica y del resto del continente como Somalia, Etiopía, Nigeria o Congo han abandonado su país de acogida en las últimas semanas, huyendo de las agresiones xenófobas y saqueos a sus casas y comercios.

"La contribución de los países vecinos en la liberación de Sudáfrica no es conocida aquí y es el momento de reivindicarla", añade Bright, aludiendo a esta ola de ataques xenófobos que dejó el mes pasado miles de desplazados internos y siete muertos en el país austral.

Nelson Mandela fue el primer presidente negro de Sudáfrica (1994-99), tras pasar 27 años en la cárcel durante el régimen del "apartheid" (segregación racial).

En un simposio organizado hoy, varios ponentes destacaron la paradoja de que ciudadanos de esas mismas sociedades que se implicaron con inmensos costes en la liberación de Sudáfrica sean hoy perseguidos y expulsados cuando buscan allí refugio.

Bright filmó muchos de los combates y escaramuzas entre el Ejército del "apartheid" y las Fuerzas Armadas de naciones como Angola, Mozambique o Zimbabue, que daban cobijo a la resistencia negra sudafricana, y el propio brazo armado del Congreso Nacional Africano (CNA).

La exposición, titulada "En el frente" y que inicia en Johannesburgo su gira por toda Sudáfrica, exhibe en vídeo y fotografías el dolor y la devastación con que estos países de la región pagaron su solidaridad hacia la causa negra sudafricana.

Imágenes de civiles muertos en operaciones del Ejército sudafricano contra exiliados del CNA en Mozambique, o de víctimas de las largas guerras civiles patrocinadas por el régimen de Pretoria en ese país y en Angola, enseñan el precio que pagaron por desafiar al régimen del "apartheid".

En una de las ponencias de la jornada, el abogado Ken Mutuma destacó que es precisamente el daño causado por el Gobierno segregacionista sudafricano en los países de origen de los actuales inmigrantes es una de las causas del flujo masivo hacia Sudáfrica.

"La mayoría ha venido a Sudáfrica debido a problemas en sus países", declaró Mutuma, que recordó que el origen de algunas de estas crisis está en las guerras de las décadas de 1970, 1980 y principios de 1990 con el régimen de Pretoria.

Los enormes esfuerzos humanitarios que la lucha por la liberación de Sudáfrica obligó a hacer a países como Malaui o Zambia -donde el CNA tenía su cuartel general-, o la destrucción de las infraestructuras que el conflicto supuso para Mozambique y Angola está documentada en otras de las fotografías.

Para Bright, la propia génesis del material de la exposición -en la que también participa la documentalista Ingrid Sinclair- es un ejemplo de la historia común del continente traicionada por este nuevo estallido de odio al extranjero.

"Trabajábamos con un equipo de cámaras de Mozambique, de Angola, de Tanzania. Había mozambiqueños blancos y negros, zimbabuenses negros y blancos, como yo... y esto tenía grandes beneficios prácticos", relata Bright.

"Si debíamos tratar con un policía blanco de Zimbabue me encargaba yo; si era un guardia mozambiqueño negro se ocupaba otro", agrega el productor, que alaba el dinamismo del equipo multinacional de fotógrafos y cámaras que ha hecho posible la exposición.

Algunos participantes en el debate criticaron que el Gobierno de Sudáfrica haya reaccionado a la crisis con la detención de cerca de un millar de inmigrantes indocumentados.

"Es muy preocupante esta respuesta, centrada en la seguridad y que busca mantener fuera al resto de africanos", afirmó el director de la organización para la justicia social Sección 27, Mark Heywood, quien considera que esta actitud criminaliza a los inmigrantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha