eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Haití celebra el carnaval en medio de una continua tensión política

- PUBLICIDAD -
Haití celebra el carnaval en medio de una continua tensión política

Haití celebra el carnaval en medio de una continua tensión política

Haití está celebrando el carnaval de este año en medio de una intensa tensión política, con la convocatoria, para este lunes y martes, de una huelga general para exigir una reducción más significativa de los precios del combustible, así como la dimisión del presidente, Michel Martelly.

De hecho, la oposición ha lanzado duras críticas contra el mandatario por asistir a los festejos, en los que también estuvo presente la embajadora de Estados Unidos en el país, Pamela L. White.

Miles de haitianos participan todos los domingos, desde el 18 de enero, en una serie de fiestas pre carnaval, que culminarán en los tres días de desfile oficial que se celebrará desde el domingo 15 de febrero en la capital haitiana de Puerto Príncipe.

Independientemente del principal desfile de carnaval de la nación que se celebra todos los años en la capital, la ciudad sureña de Jacmel organiza, tradicionalmente, el suyo propio una semana antes.

El primer ministro de Haití, Evans Paul, felicitó a los organizadores del carnaval de Jacmel por el desfile y la creatividad de los artistas y diseñadores, que hicieron las máscaras y los disfraces que se exhibieron en la ciudad este domingo.

"Felicito a los organizadores y los artistas por su creatividad y un desfile muy bien organizado, con hermosos colores y grandes movimientos de baile," apuntó Paul en declaraciones a EFE, y pidió a todos los participantes que celebrasen la jornada pacíficamente, para disfrutar de las fiestas de una forma moderada y responsable.

Muchos de los asistentes al carnaval de Jacmel provenían de la capital y tienen previsto volver a Puerto Príncipe el lunes por la mañana para reanudar sus actividades profesionales y personales.

Sin embargo, muchos temen ser víctimas de los ataques de los grupos de la oposición y sus partidarios que llamaron a la huelga general de dos días, una llamada que iba acompañada de una amenaza para aquellos que no respeten el paro, por conducir en las calles o desarrollar sus actividades habituales.

De hecho, uno de los convocantes de la huelga vinculado al partido Familia Lavalas, del ex presidente Jean-Bertrand Aristide, Andre Fardeau, denominó las jornadas de huelga como "Operación calles vacías".

"No queremos ver ningún vehículo en las calles el lunes y el martes. Así lo advertimos a todos aquellos que vayan a ocuparse de sus negocios como de costumbre. Ustedes tienen que quedarse en casa porque queremos que las calles estén vacías", dijo Fardeau.

El opositor y su colega activista de la oposición Assad Volcy, dijeron que continuarán en su empeño de movilizar a la ciudadanía, a fin de obtener la renuncia de Martelly, cuyo mandato termina el 7 de febrero de 2016.

El Primer ministro condenó las amenazas de violencia lanzadas por los activistas de la oposición en los últimos días, y dio garantía de que la policía tomará "todas las medidas necesarias para frustrar los planes orquestados por los que quieren crear problemas."

"Hemos dado instrucciones a la policía para hacer cumplir la ley en contra de cualquier individuo que intente ejercer violencia contra las personas que no desean cumplir con la convocatoria de huelga general", expresó Paul en declaraciones a EFE, mientras seguía el recorrido del carnaval de Jacmel.

"Nadie tiene derecho a obligar a la gente a seguir una huelga. Esto está en contra de la democracia", apuntó y, "en nombre del presidente Martelly y del Gobierno, pido a todos los que no desean tomar parte en la huelga que desarrollen sus actividades. Ningún acto de violencia será aceptado o tolerado", declaró Paul elevando la voz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha