eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Helvia, el vértigo de Carmen Linares como actriz en el Festival de Mérida

- PUBLICIDAD -
Helvia, el vértigo de Carmen Linares como actriz en el Festival de Mérida

Helvia, el vértigo de Carmen Linares como actriz en el Festival de Mérida

La cantaora Carmen Linares, que debuta como actriz sobre las piedras del teatro romano de Mérida con la obra "Séneca", de Antonio Gala, asegura en una entrevista con EFE que el reto le produce "vértigo", y no descarta la posibilidad de asumir nuevos papeles siempre que "se ajusten" a sus posibilidades.

La cantaora es Helvia, la madre de Séneca, "el pilar" de la honestidad y la moral del filósofo. Bajo la dirección y la versión de Emilio Hernández, marcada por el debate entre la ética y la corrupción, Linares también canta.

"Tengo que cantar y hablar. Fui una inconsciente en su día al decir que sí" al papel, ha afirmado la cantaora, aunque ha asegurado estar encantada de tener "a unas compañeras y compañeros que me han enseñado lo duro y difícil que es actuar".

En la obra comparte escenario con Antonio Valero (Séneca), Diego Garrido (Nerón), Esther Ortega (Agripina), Eva Rufo (Popea), Ignasi Vidal (Petronio), Carolina Yuste (Acté), Aka Thiémélé (esclavo) y Jose Luis Sendarrubias (Otón).

Linares asegura sentirse muy identificada con el papel de Helvia, pues como madre siempre ha tratado de "inculcarles" a los suyos "el valor de la ética, la bondad y la honestidad", tal como lo hace con Séneca en esta obra.

"Séneca" llega a Mérida, tras ser estrenada en Madrid el pasado mes de marzo y fruto de la primera coproducción del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y el Centro Dramático Nacional.

Para la cantaora, el teatro romano emeritense es "un marco incomparable" donde la inspiración "te viene sola".

"Estoy muy nerviosa, pero también muy contenta porque va a ser una experiencia única. Me siento una privilegiada, pues hay cantidad de actrices y actores buenísimos que no han tenido la oportunidad de estar en este escenario histórico de la dramaturgia", ha añadido.

La obra se centra en los últimos momentos del filósofo y las reflexiones de éste, quien a pesar ser un defensor del estoicismo, la ética y el arte, no logra que el emperador, a quien tutela, siga lo que él promulga, todo ello derivado de su desembarco en política.

El propio Séneca, recuerda la cantaora jienense, dijo que dentro de dos mil años no habría corrupción, existiría igualdad entre pobres y ricos, y entre mujeres y hombres.

Llegados a esos dos mil años, la cantaora lamenta que la corrupción siga estando "a la orden del día" y que "existirá siempre", aunque muestra su confianza en la justicia.

Tras "Séneca", Linares seguirá actuando con motivo de la promoción de su nuevo disco, "Verso a verso", un homenaje a Miguel Hernández, similar al que con esta obra se rinde a Antonio Gala.

De hecho, en la última escena de "Séneca", Linares canta una nana escrita por el poeta cordobés en la que expresa el amor por su hijo, un Séneca que acaba de cortarse las venas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha