eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Imanol Uribe: "Yo hago las películas con el corazón más que con la cabeza"

- PUBLICIDAD -
Imanol Uribe: "Yo hago las películas con el corazón más que con la cabeza"

Imanol Uribe: "Yo hago las películas con el corazón más que con la cabeza"

La violencia de ETA es una constante en la filmografía de Imanol Uribe y en "Lejos del mar", su último trabajo, vuelve a abordar, sin titubeos y desde el corazón, cuestiones tan delicadas como las heridas de las víctimas y las dificultades de reinserción de los etarras.

"No quiero extrapolar ni sentar cátedra de nada. Yo hago las películas con el corazón más que con la cabeza. Los personajes me van llevando y no me paro a analizar", ha asegurado hoy a Efe el director vasco, a un mes de que el filme llegue a los cines.

El guión, escrito junto a Daniel Cebrián, plantea el reencuentro casual entre verdugo y víctima más de dos décadas después de que él (Eduard Fernández) asesinara a tiros al padre de ella (Elena Anaya). Lo que ocurre es una especie de "atracción fatal" que transita por territorios de una gran complejidad emocional.

"La chispa inicial era profundizar en las consecuencias de la violencia a medio y largo plazo. Esta historia la quise filmar hace muchos años. Entre 'Días Contados' y 'Bwanda' estuve a punto, la localicé y todo, pero en aquel momento era imposible hablar de esto, con la violencia en pleno apogeo", explica.

Hace unos años la idea volvió a aparecer. "Me parecía que era un buen momento. Han pasado cuatro años desde el fin de la violencia de ETA y creo que estas cosas hay que hablarlas", sostiene.

"Es un tema que ha producido mucho dolor, rencor y odio. Ojalá la película sirva para extirparlo un poco, sacar un poco el pus y empezar a hablar, quizá es demasiado pronto aún, pero se puede empezar a hablar", añade.

Tras una primera exhibición en el pasado Festival de San Sebastián, "Lejos del Mar" pasó recientemente por un festival de derechos humanos en Bilbao, Zinexit, donde hubo proyección y coloquio posterior con familiares de víctimas.

"Fue muy interesante, intenso pero interesante. Hubo posturas enfrentadas, porque no es una película que deje indiferente, pero había gente entre las víctimas que defendía la película", afirma Uribe, que insiste en que se trata de una historia posible entre muchas.

"Hay muchas reacciones posibles, lo estamos viendo en la sociedad. Hay víctimas que están dispuestas a perdonar públicamente y encontrarse con los verdugos, y otras que no, y están en su derecho", sostiene.

En su opinión, "el paso del tiempo es lo único que puede ayudar a salir del agujero" y "la única terapia que puede funcionar".

Sobre la elección de los actores, Uribe cuenta que pensó en Eduard Fernández desde el principio, porque había trabajado con él en un pequeño papel en su anterior trabajo, "Miel de naranjas" y se había quedado con las ganas.

"Me encajaba muy bien en la idea del personaje, es alguien prácticamente inmovilizado, el papel activo es el de ella", describe.

Tanto Fernández como Anaya han aportado "muchísimo" al guión durante el rodaje, que se desarrolló en el Cabo de Gata, en Almería. "Fue un rodaje especialmente creativo, con dedicación plena al trabajo de los actores, la película fue creciendo y haciéndose ahí", señala.

"Lejos del mar" llegará a los cines el 15 de enero y cierra, de momento, una trilogía sobre el terrorismo etarra junto con "La muerte de Mikel" y "Días contados".

Por Magdalena Tsanis

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha