eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Los Irmandiños izarán la bandera en el Castillo de Vimianzo en un asalto festivo

- PUBLICIDAD -
Los Irmandiños izarán la bandera en el Castillo de Vimianzo en un asalto festivo

Los Irmandiños izarán la bandera en el Castillo de Vimianzo en un asalto festivo

El Asalto al Castillo de Vimianzo (A Coruña) llega hoy a su XXII edición con la organización de una fiesta que se prolongará durante el fin de semana para conmemorar la Gran Guerra Irmandiña que comenzó en 1467 en toda Galicia, cuando el pueblo se irguió contra el poder abusivo de los señores feudales.

Esta celebración, que nació en el seno de una asociación de amigos y que poco a poco ha involucrado a toda la villa, se organiza el primer sábado de julio desde hace más de dos décadas y este año corre a cargo de la entidad sin ánimo de lucro Cherinkas, formada por residentes de Terra de Soneira, junto con el Ayuntamiento de Vimianzo y Axvalso.

Esta "gran revolución" espera contar con más de 5.000 personas ante el ataque contra la gran fortaleza de la comarca, el castillo de Vimianzo, desde el que se impartía terror y la justicia feudal a todos los habitantes de las tierras de la jurisdicción, hoy repartidas entre los ayuntamientos de Camariñas, Laxe, Zas, Muxía y el propio Vimianzo, informan fuentes de la organización

El Asalto al Castillo de Vimianzo, que este año conmemora los 550 años del hecho histórico, ofrece un amplio abanico de personajes y situaciones que simbolizan las injusticias del mundo moderno y muestran los problemas actuales, y que representan sus papeles en clave de humor con la participación del público.

De esta forman, los asistentes se convierten en asaltantes y comparten escena con guerreros, magos, defensores y todos aquellos personajes que se van creando en cada edición para guiar a los participantes en el recorrido hacia el castillo, donde se realiza la toma simbólica en la que el espectador es un irmandiño más.

En esta aventura se dejará hipnotizar por la maga, usará antorchas para alumbrar el camino, llevará un ariete para romper la puerta de la fortaleza, luchará contra los defensores con globos de agua como única arma y se dejará encantar por cada acontecimiento.

El teatro y el folk amenizarán la jornada festiva, en la que se desarrollarán múltiples actividades pensadas para pequeños y mayores y ambientadas en la Edad Media.

Así, la cantera tendrá un protagonismo especial en el Asaltiño, el ataque al castillo a partir de las cuatro y media de la tarde, con la batalla de agua como lo más divertido de esta cita que se prepara con los diferentes talleres que se celebran durante el día y toda la semana previa.

Otra cita que no se puede perder es la de los Pinchos Irmandiños, con tapas como las que se preparaban en la Edad Media en Galicia, que este año llegan a su décima edición con diecinueve locales participantes.

La gastronomía medieval también se puso de largo anoche en la VIII Cena Medieval, con la participación de medio centenar de personas ataviadas con vestidos de la época y que disfrutó en el foso del castillo de viandas amenizadas por la actuación de los Manicómicos y los vigueses Pelepau.

Hoy toman el relevo musical con una sesión vermú en la plaza del Ayuntamiento los Druidas da Rolda y, ya de noche, los conciertos en el Campo de la Fiesta a partir de las diez con Xabier Díaz y las Adufeiras de Salitre, que prepararán el cuerpo para asaltar el castillo a medianoche.

Tras el asalto, la música continuará con la rumba de Muchachito, el rock bravú de los Heredeiros da Crus y la fiesta sin fin de los Festicultores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha