eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Iván Ferreiro tacha de "error" la muerte del exbatería de Piratas

- PUBLICIDAD -
Iván Ferreiro pone música a los crímenes de un sociópata melómano

Iván Ferreiro pone música a los crímenes de un sociópata melómano

Iván Ferreiro ha dicho hoy sobre la muerte a finales de agosto de su excompañero en la banda Piratas Javier Fernández, tras recibir un disparo de la Guardia Civil, que fue "un error, con una persona enferma y gente que no supo gestionar la situación", y ha arremetido contra algunas informaciones del caso.

"La prensa no lo hizo nada bien. Fue probablemente una de las mayores cagadas que haya vivido personalmente, que se escuchara a la Guardia Civil y no a la mujer del músico. No se puede decir que es un maltratador, porque hay palabras con las que hay que tener mucho cuidado, que se quedan para siempre", ha denunciado Ferreiro.

El músico gallego ha comentado a Efe durante una entrevista telefónica que él se enteró de la noticia a través de otro de los exintegranes de Piratas, Fon Román, y que pocos minutos después recibió una llamada de periodistas para corroborar la información.

"Les dije que era un enfermo mental, pero les dio igual y pusieron maltratador", ha protestado el músico, después de añadir que todos los miembros de Piratas conocían el trastorno bipolar de Fernández desde hace 10 años.

Según fuentes de la investigación, una patrulla de la Guardia Civil acudió al domicilio de Fernández alertada por una llamada por violencia machista y se encontró en el camino a una mujer que decía que su marido la había agredido, que estaba muy nervioso y que tenía a su bebé.

Los agentes declararon que, una vez en la casa, intentaron tranquilizar a Fernández, pero que este fue a la cocina y agredió a un agente con un cuchillo en el rostro. Ante un supuesto segundo intento de agresión, el otro guardia civil habría disparado a Fernández hiriéndole en el abdomen, razón por la que presunto agresor falleció en el hospital horas después.

La familia ha cuestionado esta versión y han defendido que "Hal9000", apodo por el que era conocido, no era un maltratador, además de criticar que el psiquiatra que lo trataba le hubiese retirado la medicación pese a su petición contraria.

La mujer de Fernández dijo que "hubo tensión pero no agresión", así como que su esposo "fue también víctima de una mala práctica que desencadenó este terrible final".

"Fue horroroso, no se me ocurre otra palabra, pero ya pasaron los momentos más difíciles. Esto es un error, había una persona enferma y gente que no supo gestionar una situación. Hubo un accidente y Javier murió", ha resumido Ferreiro, que ha descartado que por el momento vaya a haber homenajes para el batería.

"Por ahora estamos demasiado tristes para hacer mierdas", ha apostillado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha