eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Johnny Depp: hay algo poético en el comportamiento de un criminal como Bulger

- PUBLICIDAD -
Johnny Depp: hay algo poético en el comportamiento de un criminal como Bulger

Johnny Depp: hay algo poético en el comportamiento de un criminal como Bulger

Johnny Depp presentó hoy en Venecia el filme "Black Mass", sobre el histórico criminal James Whitey Bulger, cuyo comportamiento tenía "algo de poético", en palabras del actor, que destacó su vertiente familiar en contraposición con sus brutales delitos.

"Nadie se considera a sí mismo como el diablo", afirmó Depp sobre sus diversas interpretaciones de personajes malvados.

"Encontré el diablo en mí mismo hace mucho tiempo, lo acepté y somos buenos amigos", dijo sonriente el actor en una rueda de prensa en Venecia, donde presentó, junto al director Scott Cooper y los actores Joel Edgerton y Dakota Johnson, una película que se proyecta fuera de la competición oficial.

Una cinta que se centra en los años setenta y ochenta cuando Bulger colaboró como informante del FBI para poder controlar el sur de Boston, mientras su hermano William se dedicaba a la política y llegaba a ser senador por Massachussets.

"Hay algo poético sobre cómo era capaz de comportarse en su trabajo y al mismo tiempo estar orgulloso de su origen irlandés y ser leal con su vecindario, además de estar muy cercano a su hermano", explicó Depp, uno de los artistas más esperados de esta edición de la Mostra, ante una sala de prensa abarrotada desde una hora antes de que apareciera.

Depp trató de acercarse a su personaje "solo como ser humano", porque, agregó: "nadie se levanta por la mañana, va a lavarse los dientes, se mira al espejo y dice 'soy el diablo' o 'voy a hacer cosas diabólicas hoy'".

Un personaje real como lo era también John Dillinger, otro criminal al que interpretó en "Enemigos públicos" (2009).

"He interpretado a varios personajes que eran reales y eso te da una tremenda cantidad de responsabilidad porque no importa hacerlo bien o mal, es por tratar de ser tan real como puedas para esa persona", explicó un relajado Depp.

La diferencia entre ambos personajes es que Dillinger, asaltador de bancos, fue casi como Robin Hood, mientras que en el caso de Bulger "descubrí a través de gente que le conocía que tenía su lado criminal pero también un lado de hombre familiar que adoraba a su hijo, a su madre y hermano. Eso le hacía un hombre muy complicado".

"Cuando ahondas en un personaje como ese, intentas hacerlo de manera justa y por eso traté de reunirme con Bulger, se lo pedí a su abogado, pero declinó amablemente", añadió.

A través de lo que le contó su abogado y de las pocas imágenes que hay de él (estuvo huido durante casi una década, fue capturado en 2011 y desde entonces está en prisión) trabajó para capturar su esencia, algo en lo que le ayuda mucho la caracterización.

En este caso una fuerte caracterización física, que le hizo llevar lentes de contacto -pintadas a mano en azul- y un brutal maquillaje debajo del que desaparecen tanto sus rasgos como su expresión.

Ese afán por lograr la perfecta caracterización hacen que el personaje de Depp se muestre hierático frente a la expresividad de Edgerton en un filme bien construido pero que aporta pocas novedades al género y que fue recibido con algunos aplausos en Venecia.

Una película en la que todos los actores sintieron el peso de la responsabilidad de estar interpretando personas reales, como señaló Edgerton, que da vida al agente del FBI John Connolly, el que hizo el trato con Bulger para que fuera su informante.

"Hay un cierto grado de respeto y reverencia cuando interpretas un papel de alguien que existe y especialmente alguien, como en mi caso, que está en prisión, pero no hay que pretender conocer cada ángulo de la historia (...) Cuando asumes que es una ficción de una realidad, te ayuda a quitarte la presión".

También Johnson destacó la dificultad de interpretar a una persona real, algo que hace por primera vez en su carrera. "Es muy diferente a crear a alguien de la nada".

Junto a ellos, un director que no solo dejó todo el protagonismo a su estrella, sino que se deshizo en elogios con frases como: "Johnny es uno de los seres humanos con más corazón que he conocido"; "ha llevado a cabo la transformación más increíble que he visto en un actor"; "acepta riesgos que muchas estrellas no aceptarían" o "es un tesoro nacional".

Por Alicia García de Francisco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha