eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Jordi Clos exhibe medio centenar de obras de la cultura maya de su colección

- PUBLICIDAD -
Jordi Clos exhibe medio centenar de obras de la cultura maya de su colección

Jordi Clos exhibe medio centenar de obras de la cultura maya de su colección

Una máscara olmeca de 2.000 años de antigüedad, utilizada en rituales funerarios, es la pieza más valiosa de las 50 obras de la cultura maya que el hotelero y coleccionista de arte Jordi Clos ha decidido mostrar al público de forma permanentemente en el Hotel Claris de Barcelona.

"Para mí es una de las piezas más importantes de la colección por la belleza estética y por la calidad que tiene; podría estar en el Museo del Louvre o en el British Museum perfectamente", ha explicado hoy Clos durante la presentación de la muestra.

Bajo el titulo "Los Mayas y el esplendor de América", la exposición se inicia con dos incensarios (750-900 d.C.) decorados con el rostro del dios de fuego y utilizados en rituales religiosos en los que las cenizas de los difuntos eran transportadas al más allá, a través de esta divinidad.

Este "viaje apasionante" hacia los orígenes de la civilización maya incluye joyas fabricadas en jade, el color de las plantas y del maíz en proceso de crecimiento, que servían también como ofrendas votivas y funerarias; y recipientes cerámicos, utilizados como vajillas de mesa, o ajuares funerarios.

Estos objetos cuentan con elementos decorativos como textos jeroglíficos, motivos geométricos, animales, dioses y seres humanos realizando una amplia gamas de actividades o ceremonias.

La exhibición muestra además figuras de dioses, guerreros y chamanes hechas en cerámica o esculpidas en piedra volcánica por otras culturas mesoamericanas como la zacateca y la mexica o azteca.

El museo del Hotel Claris acoge, asimismo, otras figuras precolombinas del continente, como estilizados recipientes cerámicos de la cultura nazca en Perú, que datan del 400 al 600 d.C., así como una urna funeraria o un chamán ataviado y provisto de objetos propios de actividades rituales.

"Creemos mucho en esta relación entre arte, cultura y lujo", ha explicado Clos, al señalar que, además de las piezas expuestas en la sala museo del hotel, cada habitación tiene "una o dos" piezas en su interior.

Las obras que se muestran en el Claris forman parte de la colección privada de la Fundación Arqueológica Clos y han sido "cuidadosamente" elegidas por Jordi Clos, su presidente.

La colección de arte precolombino de Clos está formada por un total de 300 piezas, de las cuales 70 están en la actualidad en el Museo de las Culturas del Mundo de Barcelona, cedidas por un periodo de cinco años y de los cuales ya han pasado tres.

Estas piezas, originarias de México, Guatemala, Costa Rica, Colombia y Perú, fueron adquiridas por Clos a partir de los años 70 en subastas internacionales (especialmente, de la casa Sotheby's en Nueva York) y también provienen de una colección de la coreógrafa sevillana Carmen Tórtola Valencia.

La Fundación, que hoy en día cuenta con un fondo de 5.000 piezas de distintas antiguas civilizaciones, fue creada en 1992 con recursos privados para contribuir a la difusión de la cultura y del arte de la Antigüedad.

En 1994, Jordi Clos y su Fundación inauguraron el Museo Egipcio de Barcelona, que, con más de 1.300 piezas, se presenta como el primer museo monográfico y primera colección privada abierta al público de temática faraónica en España.

Clos es, además de coleccionista y mecenas del arte, presidente de la cadena Derby Hotels Collection, propietaria del Hotel Claris, que suele exhibir piezas de arte precolombino; otros de sus hoteles exhiben, asimismo, muestras de arte griego, romano y africano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha