eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Jordi Coca lleva al lector hasta "California" en su vigésima novela

- PUBLICIDAD -
Jordi Coca lleva al lector hasta "California" en su vigésima novela

Jordi Coca lleva al lector hasta "California" en su vigésima novela

El escritor barcelonés Jordi Coca, justo cuando se cumplen los 45 años de la publicación de sus dos primeros libros, ha presentado hoy su nueva novela, "California", la vigésima de su carrera, que dedica al fallecido poeta Miquel Bauçà y en la que viaja hasta los Estados Unidos.

En una entrevista con Efe, Coca ha rememorado que en el año 1981 Bauçà y él habían planeado viajar hasta ese país en lo que entonces veían como "un sueño", pero el mallorquín acabó no yendo y, después, dejaron paulatinamente de verse.

"Desde aquel momento y hasta su muerte, pensé que Miquel era una figura importante en mi vida, alguien que había estado en ella y que era de ese tipo de personas con capacidad para conmocionar la vida de los otros, algo que a nivel literario siempre me ha interesado", ha dicho.

Con este pensamiento empezó a armar la novela, publicada en castellano y catalán por Galaxia Gutenberg, en la que un profesor de la ciudad condal va hasta Norteamérica, después de su divorcio, y allí, tras un periplo en coche, en un pueblo sin vida de Nevada conocerá a un particular poeta, Tom Dunkel, que se sumará a su viaje.

En el trayecto se encontrará a un antiguo activista en la lucha por los derechos civiles, Gary Atwood, en un relato en el que también aparecen personajes que fueron reales, como otro activista, Robert Moss, que, "a pesar de ser un gran luchador en favor de los derechos humanos, ha desaparecido de la memoria de la gente por no estar en el momento debido en el lugar adecuado, quedando en el imaginario alguien como Martin Luther King".

A lo largo del relato también aparece la idea de que "los sueños se suelen convertir en algo complejo, difíciles de ejecutar" y de que hay personas que, "aunque aparezcan y desaparezcan de la vida de cada uno de nosotros, tienen la capacidad de conmocionarnos".

Jordi Coca, a la vez, ofrece una determinada mirada sobre los Estados Unidos, un lugar al que ha acudido en muchas ocasiones y que conoce bien.

"Es un país que todo el mundo sabe que lanzó dos bombas atómicas, hizo más de 1.400 pruebas nucleares en Nevada, aunque eso no se sepa tanto, pero también es el lugar del mundo con la constitución más abierta y democrática, con la idea de libertad muy enraizada".

Tampoco quiere obviar que "es un país con una enorme y admirable diversidad humana, religiosa e ideológica, pero con una cara oscura, que en esta novela aparece a través de la figura del poeta, que a veces está y otras veces desaparece, o de otros personajes como un actor pornográfico que acaba siendo confidente de la policía".

Jordi Coca, que sigue relacionado con el mundo del teatro -es doctor en Artes Escénicas-, tiene en mente un nuevo proyecto literario, pero avisa de que está en "fase muy primaria".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha