eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Joyce DiDonato: "Interpretar a Romeo con ropa de Lacroix me hace sentir sexy"

- PUBLICIDAD -
Joyce DiDonato: "Interpretar a Romeo con ropa de Lacroix me hace sentir sexy"

Joyce DiDonato: "Interpretar a Romeo con ropa de Lacroix me hace sentir sexy"

La "mezzosoprano" Joyce DiDonato encarna a Romeo en el Gran Teatro del Liceu en la ópera "I Capuleti e i Montecchi", compuesta en 1830 por Vincenzo Bellini, en una producción con un vestuario diseñado por Christian Lacroix que es "muy sexy para interpretar a un hombre", ha explicado hoy DiDonato.

"La ropa es muy masculina, muestra el toque de rebeldía de Romeo en el primer acto y el difícil mundo en el que vive", ha señalado hoy sobre su papel la cantante lírica norteamericana, que encuentra "la fuerza para mostrar lo tempestivo del adolescente" en el vestuario del diseñador, en un espectáculo que se podrá disfrutar a partir del próximo martes en el Liceu.

DiDonato, galardonada con el Grammy 2016 a la mejor cantante clásica, encabeza el reparto de "I Capuleti e i Montecchi" junto a Sílvia Tro, con las sopranos Patrizia Ciofi y Ekaterina Siurina como Giulietta, los tenores Antonio Siragusa y Celso Albelo como Tebaldo y los barítonos Simón Orfilia Marco Spotti como Lorenzo y Capellio.

"Bellini remarca la lucha sin fin entre Capuletos y Montescos", ha expresado la "mezzosoprano", que ha considerado a Romeo como "uno de los grandes roles y de los más difíciles" en una historia donde "los amantes se encuentran en medio de una guerra entre facciones y la muerte es el único momento en el que no existe un conflicto".

Por su parte, Ciofi ha expresado que Giulietta está "llena de coraje y miedo", así que su vestuario es "muy particular" y evidencia el estado en el que se encuentra el alma del personaje: "Su ropa es muy bonita aunque no es simétrica, está como un poco rota, y el vestido le da un aspecto dulce pero hay un desorden completo muy dramático".

El director musical, Riccardo Frizza, ha apuntado que la ópera no es una adaptación de la conocida obra de William Shakespeare, pero se basa en el mismo libreto que el dramaturgo desarrolló para su versión, inspirado en la historia popular y en la obra del siglo XIX "Giuletta e Romeo", del compositor Nicola Antonio Zingarelli.

Frizza, que ha considerado esta tragedia en dos actos como "la expresión más romántica dentro del campo del sufrimiento", ha señalado que Bellini utilizó armonías sencillas a propósito con tal de concentrar la atención en los dos amantes y ha resaltado el final de la ópera, en el que la música se va apagando, igual que sus vidas.

Mientras que el director musical ha señalado que la fuerza de esta ópera "directa y fresca" recae en "el silencio y las pausas, que crean tensión dramática", el director de escena Vincent Boussard ha elogiado el vestuario diseñado por Christian Lacroix, que revela el interior oculto de los personajes y revierte conceptos antiguos.

"En el pasado, era una ópera donde las mujeres estaban relegadas y no cantaban, como un reflejo machista de la época", ha lamentado Boussard, motivo por el cual se han elaborado 25 vestidos únicos y distintos para cada mujer figurante, con una flor en la boca, a diferencia del vestuario de los hombres figurantes, que irán exactamente igual.

El director de escena ha afirmado que esta obra "tiene una profundidad teatral que ha sido maltratada con el tiempo", pero que sale a relucir con una escenografía "realista", que actúa como "puente entre el punto de partida y nuestros tiempos actuales".

El 1 de junio se transmitirá esta ópera en directo para más de 200 cines de toda Europa y 87 salas repartidas por el territorio español, junto a una proyección en diferido en 100 salas americanas a partir del 15 de noviembre, gracias a la colaboración del Liceu con la distribuidora Rising Alternative.

Además de la ópera, se llevará a cabo un juego de pistas en torno a la ópera en diferentes establecimientos del distrito barcelonés de Ciutat Vella bajo el título "Salveu Romeu!" y la exposición "Quadres per a una ópera", con versiones de la pareja protagonista en la galería El Quatre.

Tras estrenar la ópera en Múnich (Alemania) y pasar por San Francisco (EE.UU.), "I Capuleti e i Montecchi" se representará en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona del 17 de mayo al 1 de junio.

La última vez que se representó esta ópera en el coliseo barcelonés fue en 1985, con la "mezzosoprano" Agnes Baltsa como Romeo y la soprano italiana Alida Ferrarini como Giulietta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha