eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Julie Delpy: "En París hay mucho esnobismo y eso nunca me ha gustado"

- PUBLICIDAD -
Julie Delpy: "En París hay mucho esnobismo y eso nunca me ha gustado"

Julie Delpy: "En París hay mucho esnobismo y eso nunca me ha gustado"

Consciente de que en París abunda el esnobismo, la polifacética Julie Delpy, nacida y criada en la Ciudad de la Luz, ha convertido "Lolo, el hijo de mi novia", su nueva película, en una crítica a quienes ven "bien el mundo y mal el resto de Francia" y prefieren a "alguien de Madrid que de Toulouse".

"Nunca me ha gustado", afirma sobre la actitud de sus paisanos la actriz, directora, guionista y cantante (1969), que ha hablado con Efe hoy en Madrid, donde se encuentra para promocionar su sexto largometraje como directora, una comedia que también protagoniza y en la que plantea que "los más cercanos" pueden no ser "las mejores personas".

En este filme, que llegará a los cines el 22 de julio, Delpy se mete en la piel de Violette, una elegante parisina que dedica todo su tiempo a su trabajo y a su hijo de 19 años, Lolo (Vincent Lacoste), quien se empeñará en arruinar su incipiente noviazgo con un falto de estilo hombre del sur de Francia (Dany Boon).

Pese a que su hijo tiene siete años y es "todo lo contrario" a Lolo, Delpy se ha basado en las experiencias de algunas de sus amigas a las que "realmente torturan" sus hijos adolescentes: "Recuerdo una que me dijo: 'tengo un chico en mi casa y no sé quién es, me hace la vida imposible'", ha rememorado.

La francesa, que saltó a la fama como actriz y guionista de la trilogía "Antes", de Richard Linklater, lanza el mensaje "un poco paranoico pero real" de que los "sociópatas" están "a nuestro alrededor" y puede ser "un hijo, un marido o tu mejor amiga", un rol que en la película encarna Karin Viard.

Pero "Lolo" pretende al mismo tiempo transmitir que es "complicado" pero "se puede" encontrar el amor a los cuarenta, algo que se traduce, ha revelado, en que "finalmente el amor gana y la mente maquiavélica pierde".

La directora ha encontrado el amor en su marido y padre de su hijo, el compositor alemán Marc Streitenfeld, pero sabe que algunas personas de su entorno lo buscan, por ejemplo, en la red.

"Tengo amigas que buscan citas en internet y eso me parece muy duro, me siento mal por ellas y creo que no deberían hacer eso", ha revelado Delpy.

Siempre reivindicativa por los derechos de las mujeres, asegura que "existen desigualdades y hay que resolverlas" y percibe que hay "miedo" entre los directores a trabajar con actrices que, como ella, son también realizadoras.

"Me encanta trabajar con otros directores pero ya no suele ocurrir mucho porque a la gente le asusta trabajar con actrices-directoras", argumenta la parisina que, sin embargo, acaba de estrenar en Estados Unidos "Wiener-Dog", de Todd Solondz.

La realización de "Lolo" le ha servido a la también autora de "Dos días en París" o "El Skylab", entre otras cintas, para perder esa reserva a contar con actores que también hacen sus propias películas.

Y es que Dany Boom, coprotagonista de este filme, es un popular humorista, actor y director francés con el que ha sido "maravilloso" trabajar porque no ha querido "imponer nada" sino "todo lo contrario", cuenta Delpy.

Dos veces nominada al Oscar a mejor guión adaptado, descubrió esa vocación con la primera entrega de la trilogía de Linklater, "Antes del amanecer", en la que su pareja en esa ficción, Ethan Hawke, y ella escribieron diálogos aunque no fueron incluidos como guionistas "por motivos legales".

"Los críticos decían que había escenas fantásticas y la mayoría de esas escenas las había creado yo", dice, ruborizada, Delpy, que entonces sintió "por primera vez" que "sabía escribir diálogos", algo que le ha servido para guionizar nueve largometrajes desde el año 2000.

Por Ana Martínez Sanjurjo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha