eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Luis Alberto de Cuenca: "Este premio era mi asignatura pendiente"

- PUBLICIDAD -
Luis Alberto de Cuenca, Premio Nacional de Poesía por "Cuaderno de vacaciones"

Luis Alberto de Cuenca, Premio Nacional de Poesía por "Cuaderno de vacaciones"

Luis Alberto de Cuenca, que abandonó sus quehaceres políticos en 2004 tras haber sido director de la Biblioteca Nacional y secretario de Estado de Cultura, está a pleno rendimiento como poeta. Por eso, recibir hoy el Premio Nacional de Poesía le ha hecho feliz, porque era su asignatura pendiente, dice.

"Estoy emocionadísimo; antes no concurría por mis puestos en la Biblioteca y en la secretaría de Estado, y este premio era mi asignatura pendiente", ha subrayado a Efe Luis Alberto de Cuenca (Madrid, 1950), quien ha recibido el Nacional de Poesía por "Cuaderno de vacaciones".

El jurado ha considerado que este trabajo, publicado por Visor, "constituye una de las aportaciones poéticas de mayor motivación existencial y simbólica en la historia de la lírica reciente en España".

"La excelencia de su estilo, unida a la voz de la autenticidad en el espacio literario, convierten los poemas de este libro en una progresión cuya fuerza emocional roza lo sublime, logrando una poética que vincula mitos y orígenes, conocimiento y escritura, devenir vital e imaginario, junto a las fuentes creativas que dan cauce a la modernidad", argumenta el jurado.

"Cuaderno de vacaciones" recoge, repartidos en ocho epígrafes, ochenta y cinco poemas escritos, en su mayoría, en los veranos comprendidos entre 2009 y 2012.

"Se trata de unos poemas que habitualmente escribo en verano de una forma más relajada", asegura el poeta y traductor.

"Siempre miro el mundo desde un punto de vista poético, pero en verano estoy más tranquilo y relajado, aunque muchos temas del libro no son nada relajados porque reflejan todas las turbulencias del ser humano, sus preocupaciones, sus ilusiones, y todo ello se refleja cronológicamente en el libro", explica.

En estos poemas, el autor habla de la vejez, la soledad o la muerte, pero casi siempre con un punto de humor, reconoce De Cuenca, al tiempo que afirma que este premio significa para él "un respaldo bestial".

Poeta de numerosos lectores fieles- "sin lectores yo no escribiría, porque lo que me interesa de la poesía es ser altavoz de mis semejantes", dice-, Luis Alberto de Cuenca ha transitado por la lírica en dos etapas; una primera más culturalista y hermética, en la que experimenta con las vanguardias europeas y que llega hasta 1985, y una segunda más tradicionalista y clásica.

"Estoy en esta etapa en la que quiero que la poesía sea útil a la gente, que los lectores se sientan implicados y emocionados con el personaje poético que habita en esas páginas con ese yo y no yo ficcionalizado en el poema. Me gusta llegar a la gente y ser útil", recalca el autor.

Añade De Cuenca a Efe que ya está trabajando en los siguientes cuadernos y tiene escritos los correspondientes a 2013, 2014 y 2015, que serán publicados por Visor; mientras que la editorial Reino de Cordelia publicará libro a libro de la Biblioteca Luis Alberto de Cuenca.

El Premio Nacional de Poesía está dotado con 20.000 euros y lo concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para distinguir la obra de un autor español escrita en cualquiera de las lenguas oficiales del Estado en 2014.

Luis Alberto de Cuenca es un escritor y poeta doctorado en Filología Clásica. Ha sido también director del Instituto de Filología del CSIC.

Además ha recibido diversos premios y galardones, como el Premio de la Crítica de Poesía Castellana (1985) por "La caja de plata" o el Premio Nacional de Traducción por su versión del "Cantar de Valtario".

Algunas de sus obras poéticas son "Los retratos", "Elsinore", Scholia", "Necrofilia", "El otro sueño", "El hacha y la rosa", "Sin miedo ni esperanza" "La vida en llamas" o "El reino blanco".

Como experto en Filología Clásica ha traducido, entre otros, a Homero, Eurípides y Calímaco, y a autores franceses como Charles Nodier y Gerald de Nerval. En 2010 fue elegido académico de la Real Academia de la Historia.

El jurado que ha fallado hoy el galardón ha estado presidido por la subdirectora general de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas, Mónica Fernández, y formado por el autor galardonado en 2014, Antonio Hernández Ramírez; Aurora Egido Martínez, designada por la Real Academia Española.

También por Fina Casalderrey, por la Real Academia Gallega; Miren Billelabeitia Bengoa, por Real Academia de la Lengua Vasca; Margarida Casacuberta i Rocarols, por Instituto de Estudios Catalanes; Ángel Luis Luján Atienza, por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE).

Además de por Rafael Soler Medem, por la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE); Enrique Baena Peña, por la Asociación Española de Críticos Literarios; Mariano Guindal, por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE); Rosa María Aradra Sánchez, por el Centro de Estudios de Género de la UNED; y Pureza Canelo, por el ministro de Educación, Cultura y Deporte.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha