eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Manuel Vicent: Para conocernos, la gente del futuro no leerá periódicos digitales

- PUBLICIDAD -
Manuel Vicent: Para conocernos, la gente del futuro no leerá periódicos digitales

Manuel Vicent: Para conocernos, la gente del futuro no leerá periódicos digitales

El escritor Manuel Vicent ha asegurado en la clausura del Ciclo de Escritores de la Biblioteca Valenciana que, para conocernos, "la gente del futuro no leerá los digitales, que son un río poco profundo y muy rápido, sino los periódicos que se vuelven amarillos y fermentan para pasar a ser literatura".

Ante un nutrido grupo de jóvenes estudiantes, Manuel Vicent ha afirmado que no se considera periodista, "no tengo sentido de la noticia", pero ha explicado que, cuando empezó en el periódico, pensó que, "si pudiera escribir como a mí me gusta, literatura, en un soporte tan vivo, me sentiría lleno", y así lo hace cada domingo en el diario El País.

A la pregunta de por qué no escribe en valenciano, Manuel Vicent ha respondido que no le enseñaron en la escuela esta lengua y comenzó a escribir en español en Madrid, pero ha reconocido que se sentía culpable por ello hasta que su amigo Joan Fuster le dio "la bendición": "Tú escribes en valenciano aunque creas que no, porque Valencia es el alma de todos lo que escribes".

El escritor ha compartido con los jóvenes sus formas de trabajo y les ha aconsejado escribir "tal como se recuerdan las cosas" y ha destacado que el secreto al relatar una experiencia personal es que esta sea compartida, "una sensación que al lector le resulte familiar" y sobre todo que transmita que el escritor lo ha "vivido, reído y llorado", para aportar verosimilitud.

Manuel Vicent ha reflexionado sobre por qué este tema de la infancia y la juventud es tan recurrente en su obra: "Somos un nudo de sensaciones, y la mayor parte de ellas las experimentamos por primera vez en esta etapa y van formando un ovillo que se convierte en nuestra biografía".

Otro de los temas recurrentes de su obra son los sentidos, que define como "vías de conocimiento que llevan todas las sensaciones al cerebro", y ha relatado desde su propia experiencia cómo no podemos apreciar aquello que percibimos día a día: "Yo no era consciente del Mediterráneo hasta que me fui a Madrid; necesitamos tomar distancia".

Fue la obra de Albert Camus, que describe "la forma de bañarse, de ir a la playa o abrir las sandías en verano", la que le abrió el camino a la inspiración, "porque me di cuenta de que eso era exactamente lo que yo sentía pero en forma de literatura".

En su intervención ante los jóvenes, Manuel Vicent ha introducido la obra en la que se ha centrado la jornada, "Tranvía a la Malvarrosa", que ha definido como "un libro de sensaciones", que habla de la Valencia deprimida de los años 50 en los que este tranvía hacia el mar simbolizaba la libertad, "desde el hambre hacia el mar, que era de todos".

El recorrido de este tranvía, que duraba veinte minutos, también simboliza para Manuel Vicent el paso de la niñez a la adolescencia, el cambio de una etapa vital a otra, que en la cultura pagana se representaba en los "misterios" y en la religión cristiana como "sacramentos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha