eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Marañón ve "incomprensible" que la cultura no sea una "prioridad estratégica"

- PUBLICIDAD -
Marañón ve "incomprensible" que la cultura no sea una "prioridad estratégica"

Marañón ve "incomprensible" que la cultura no sea una "prioridad estratégica"

Gregorio Marañón y Bertrán de Lis, que el 31 de mayo recibirá la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha, ve "incomprensible" que la cultura no sea una "prioridad estratégica" para los gobernantes y dice que la Fundación El Greco 2014 es una buena "metáfora" en la España de hoy, que necesita diálogo y pacto.

En una entrevista con la Agencia Efe en el Cigarral de Menores de Toledo, el "paraíso perdido" de su infancia, que adquirió a su familia y donde reconoce que ha pasado "muchas de las mejores horas" de su vida, Marañón habla de cultura, efemérides y reconocimientos pero también de la situación de España y de lo que necesita el país.

En su opinión, la cultura no solo es disfrute, sino reflexión crítica y utopía, necesarias para progresar como sociedad.

Y en España debería tener una consideración "estratégica" por su carácter identitario, pues una sociedad se reconoce en su cultura, y el país tiene un "gravísimo problema identitario" en los nacionalismos.

"Si no hay una historia común, una literatura común y una visión común del 'quiénes somos, de dónde venimos y adónde vamos', es muy difícil pretender que haya una sociedad que sienta aglutinada, vinculada y coherentemente unida dentro de sus diferencias", reflexiona.

Sobre la situación nacional a un mes de las elecciones, apuesta por un "pacto trasversal" entre los partidos de la "centralidad" del Estado (PSOE, PP y Ciudadanos, sin excluir a Unidos Podemos ni a nacionalistas como PNV) para abordar la vertebración territorial del Estado, la cuestión catalana, la brecha social que ha dejado la última crisis, la educación y la regeneración de la vida pública.

Este empresario de profundas convicciones democráticas, formación humanista e importantes responsabilidades en instituciones culturales (antes, la Real Fundación de Toledo y la Fundación El Greco 2014, ahora el Teatro Real, entre otras) dice que ojalá los políticos "tomen conciencia de la trascendencia que la cultura tiene para nuestra sociedad, y actúen en consecuencia".

Al cumplirse seis años de la constitución de la Fundación El Greco de 2014 (en mayo de 2010, en la sacristía de la Catedral de Toledo, a los pies del 'Expolio' de Dómenicos Theotocópuli), asegura que esa institución sirve, en escala, como "metáfora" porque una de las claves de su éxito fue estar "al margen" de discusiones y cambios partidistas.

Así, un gobierno autonómico socialista la fundó, pero lo acordó con el PP, en la oposición, y gracias a esa situación "los cambios que se produjeron en el Gobierno regional y, también, en el de la nación" no afectaron a la conmemoración ni al equipo que la preparaba.

"Esto debería hacerse con más cosas en este país: primero, que se dialogue, y segundo, que se pacte, de manera que las instituciones y las cuestiones principales, de interés general, queden al margen de la política partidista", asegura.

Marañón y Bertrán de Lis es crítico con las conmemoraciones que no se preparan adecuadamente: para el Año Greco (2014) se estuvo trabajando desde 2010, pero en pleno 2016 Año Cervantes algunas iniciativas se están planteando este mismo año.

En este sentido, afirma que si las conmemoraciones se hacen con seriedad y se preparan con tiempo y sin improvisaciones pueden ser un complemento "valioso" de la política cultural ordinaria, pero lo fundamental, siempre, es la gestión cultural ordinaria.

Es lo que está haciendo, en concreto, el Teatro Real, que celebrará en 2017 y 2018 su bicentenario pero integra esta conmemoración en la actividad de una institución consolidada que ha salido "fortalecida" de la crisis.

Señala sobre el Real que es una "institución modélica" en Europa, con un proyecto artístico reconocido internacionalmente, saneada económicamente y con apenas un 25 por ciento de financiación pública pese a ser una institución pública.

Gregorio Marañón y Bertrán de Lis se siente "muy honrado" por recibir la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha, tierra a la que está unido por medio de Toledo: "Me trajeron a Toledo a la semana de haber nacido para recibir a mis abuelos Marañón, que llegaban del exilio en una fría y lluviosa noche de noviembre".

Considera que el reconocimiento se debe a la trascendencia del Año Greco, aunque también imagina que se relaciona con su "trayectoria cívica, socialmente siempre comprometida y, en gran medida, relacionada con el mundo de la cultura", y deja claro que en su persona también se premia al "extraordinario" equipo que hizo posible el Greco 2014.

En su opinión, los reconocimientos que otorga este año el Gobierno que preside Emiliano García-Page reflejan "las sensibilidades" del Ejecutivo y su estima por la cultura, y avanza que seguirá colaborando "activamente" en cuanto pueda ser útil a la defensa del patrimonio de Toledo y en favor de los intereses de la región.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha