eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Mats Ek: "No soy yo quien deba etiquetar lo que hago, eso se lo dejo a otros"

- PUBLICIDAD -
Mats Ek: "No soy yo quien deba etiquetar lo que hago, eso se lo dejo a otros"

Mats Ek: "No soy yo quien deba etiquetar lo que hago, eso se lo dejo a otros"

"Este ha sido mi modo de leer la historia", así ha resumido hoy Mats Ek su adaptación del cuento de "La Bella Durmiente" que llega por primera vez a España en una versión calificada por muchos de "radical", aunque el coreógrafo sueco se niega a poner etiquetas a su trabajo.

"No soy yo quien deba etiquetar lo que hago, eso se lo dejo a otros", ha explicado el prestigioso coreógrafo sobre esta "moderna" y "más oscura" adaptación del cuento de hadas.

Una obra que será interpretada por Les Grands Ballets Canadiens de Montreal, con la música atemporal de Chaikovsky y la dirección artística de Gradimir Pankov en Los Teatros del Canal desde el próximo jueves.

En esta adaptación del cuento escrito por Charles Perrault y popularmente conocido por la versión fílmica de Walt Disney, Mats Ek (Malmö, Suecia ,1945) presenta a la princesa Aurora como una adolescente rebelde frente a sus progenitores, que como en el cuento tradicional, acaba siendo víctima de un pinchazo, pero en este caso de heroína.

Y también Ek propone a un Calabosse, el príncipe encantado, como un traficante de drogas.

"Hay amor y odio, muerte, celos, conspiraciones, y a menudo también conflictos emocionales", ha resumido el coreógrafo Mats Ek, quien ha aclarado que, a pesar de la temática, "no se trata de una lucha entre el bien o el mal", sino más bien al contrario. "Trato de presentar una cierta comprensión de las partes", ha precisado.

"No existe en el ballet un símbolo del bien y del mal, sino que todos los personajes tienen sentimientos contradictorios", ha recalcado.

Sin querer desvelar su final y jugando con la ambigüedad, Ek ha negado la existencia de solo dos posibilidades entre final feliz o infeliz, y ha señalado que "puede que el final sea más complejo que todo esto".

El prestigioso coreógrafo sueco, todo un referente de la danza contemporánea, da una visión "moderna" del cuento tradicional, que tiene como punto de partida la estancia de Mats Ek en Zurich, cuando un día, según ha relatado el director artístico Gradimir Pankov, cruzando la ciudad vieja desde el hotel hasta el teatro, vio a "una chica joven, tumbada en el suelo, casi muerta, con una aguja en el brazo", así comenzó a dibujar a "su" Bella Durmiente.

Para Pankov esta es la historia de "dos jóvenes con estilos de vida diferentes que terminan empezando juntos una nueva vida, con todo lo que ello trae consigo".

Peder Freiij, que ya compartió con Ek otras composiciones como "Solo for two" (2003), firma una escenografía "minimalista", con pocos recursos utilizados "al máximo", que combina los colores correspondientes a las hadas, que son "las que crean la historia", con la escala de grises, utilizada por el resto del plantel.

Esta versión, que fue creada por Ek en 1996 para el Ballet de Hamburgo, ha sufrido "cambios menores" desde entonces, para "poder adaptarse a las distintas compañías", pero es "conceptualmente idéntica" a la primera, ha reconocido el coreógrafo.

Hijo de la legendaria Birgit Cullberg, fundadora del Cullberg Ballet (1965), y hermano de Niklas, bailarín principal del Ballet Real de Suecia, Mats Ek se interesó por la danza mientras tomaba clases con la directora de cine y danza Donya Feuer, e ingresó como bailarín del Cullberg Ballet en 1973, antes de convertirse en 1976 en coreógrafo de la compañía.

Entre sus versiones de los trabajos clásicos de la compañía, además de "La Bella Durmiente", destacan "Giselle" (1982), "La Consagración de la Primavera" (1984), Carmen (1992) y "El Lago de los cisnes" (1987) que ahora está rehaciendo para el Ballet Real de Suecia, y que será presentado, previsiblemente, el próximo otoño.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha