eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

México recuerda el simbolismo de las sedes en las que ha expuesto en Venecia

- PUBLICIDAD -
México recuerda el simbolismo de las sedes en las que ha expuesto en Venecia

México recuerda el simbolismo de las sedes en las que ha expuesto en Venecia

Un recorrido por el significado de los edificios donde México ha expuesto sus obras en las distintas bienales del siglo XXI y la importancia del agua son las apuestas que presenta México en la 56 Exposición Internacional de Arte de Venecia.

Bajo el título "Possessing Nature", el pabellón mexicano presenta un trabajo de los artistas Tania Candiani y Luis Felipe Ortega que lleva hasta la ciudad italiana una estructura cuyo diseño corresponde al recorrido que ha hecho el país latinoamericano en las distintas sedes de la Bienal desde 2007.

Con Karla Jasso como comisaria, invita al espectador a descubrir y a dejarse envolver por "el poder simbólico que tenían los pabellones por los que México ha pasado", en palabras de Candiani.

"En 2007, el edificio en sí mismo representaba el poder de la aristocracia, el siguiente el poder económico y mercantil, el siguiente pabellón representaba el poder religioso y esta sede en la que exponemos ahora es la Sala de Armas y representa el poder militar", explicó Candiani en una entrevista con Efe.

"Unidos lo que tienes son los cuatro poderes de las culturas occidentales. Esto en sí mismo nos pareció un punto de partida muy poderoso", agregó.

Tan poderoso que ha supuesto el eje principal sobre el que se erige este pabellón.

Pero además del camino recorrido por México en las distintas bienales, el país ha seguido para su propuesta otra línea, la de rendir homenaje al agua.

"La Ciudad de México fue secada por primera vez por los españoles como un primer acto de poder, para poder conquistarlos en el siglo XVI, secaron los lagos y los canales para llegar por tierra y evitar los métodos de defensa por el agua", recordó Candiani.

Por esta razón, estos dos artistas, confesó Luis Felipe Ortega, decidieron recuperar el agua perdida.

La estructura que representa el recorrido de México en la Bienal incluye en su interior un sistema de drenaje que obtiene el agua de la laguna de Venecia, se introduce en el pabellón y vuelve a salir a donde pertenece, a los canales venecianos.

"Decidimos meter físicamente en este trabajo escultórico agua que viene de la laguna a través de un tubo", describió Ortega a Efe.

Para conseguirlo, cuenta que tuvieron que "pedir permisos a la Marina Militar, a los Carabineros y a la Bienal", un proceso costoso y largo, pero al final lo consiguieron.

El resultado es que en el interior del pabellón mexicano huele a agua, se siente el agua, se oye y se puede tocar.

La obra se completa con un vídeo que muestra imágenes grabadas en Venecia y en la Ciudad de México, y que es proyectado sobre un espacio rectangular lleno de agua.

Finalmente, el público que asista a este espacio podrá también admirar cómo está construido el "sistema hidráulico" que porta el agua a su interior.

La 56 Bienal de Arte de Venecia está dirigida por el crítico de arte nigeriano Okwui Enwezor, lleva por título "Todos los futuros del mundo" y abrirá sus puertas al público desde el próximo 9 de mayo hasta el 22 de noviembre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha