eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Miles de ovetenses vuelven a tomar los parques para comer el bollu preñau

- PUBLICIDAD -
Miles de ovetenses vuelven a tomar los parques para comer el bollu preñau

Miles de ovetenses vuelven a tomar los parques para comer el bollu preñau

Miles de ovetenses se han sumado hoy a la tradicional fiesta del "martes de campo" y se han dado cita en el Parque de San Francisco y otras zonas verdes de la ciudad para degustar el "bollu preñau" en una jornada nubosa pero sin lluvia.

La Sociedad Protectora de la Cofradía de La Balesquida ha repartido en el céntrico Parque de San Francisco a lo largo de la mañana 6.000 bollos, con su correspondiente botella de vino.

La jornada comenzó con la tradicional misa en la capilla de La Balesquida y posteriormente comenzaron los desfiles desde la plaza de la catedral hasta el parque de San Francisco.

La fiesta de La Balesquida tiene su origen en la participación en la procesión de la Virgen de la Esperanza o Virgen de la "O", organizada por la Cofradía de La Balesquida.

Esta cofradía, la más antigua de España, existe desde 1232, cuando una vecina de Oviedo, Velasquita Giraldez, realizó una cuantiosa donación a la cofradía de los "alfayates o xastres", un albergue para pobres y necesitados al que dotó de bienes y ropas y que, en agradecimiento, tomó su nombre, aunque se ha conservado con el nombre de Balesquida, forma romanceada de su nombre.

En un documento de 1540 se recoge una de las sesiones del cabildo de la cofradía, en la que se trató sobre la procesión de la Virgen de la "O", que tenía lugar anualmente en la ermita de Santa Ana de Mexide.

La imagen, que iba acompañada por una comitiva de 34 sacerdotes, seis cantores y los cofrades con velas encendidas, fue recibida en la antigua capilla de Santa Susana por el cura de la parroquia de San Pedro tras lo cual seguía su camino hasta la ermita de Mexide.

La distancia a recorrer daba pie a continuas paradas y en Mexide, tras la misa cantada, se celebraba un almuerzo, con el reparto entre los cofrades de un torrezno, un bollo y vino.

En 1930 un grupo de ovetenses decidió crear la Sociedad Protectora de la Cofradía de La Balesquida para recuperar esta fiesta que por aquel entonces se estaba perdiendo.

La tradición que ha llegado a nuestros días consiste en que la tarde del miércoles anterior al domingo de Pentecostés sale de la capilla de La Balesquida, ubicada frente a la Catedral de Oviedo, una procesión para trasladar la imagen de la Virgen de la Esperanza a la Iglesia de San Tirso.

A continuación se reza un responso por el alma de Velasquita Giráldez y del jueves al sábado se celebra un triduo mientras que el domingo se celebra una misa cantada en la capilla y el martes siguiente se reparte el bollo y el vino en el Campo de San Francisco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha