eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Nacho Gay: Vanitatis hace periodismo de calidad dentro del mundo del corazón

- PUBLICIDAD -
Nacho Gay: Vanitatis hace periodismo de calidad dentro del mundo del corazón

Nacho Gay: Vanitatis hace periodismo de calidad dentro del mundo del corazón

"Hoy en día el mundo del corazón está muy denostado", asegura Nacho Gay, director del portal de crónica social del diario digital El Confidencial, Vanitatis, quien sostiene que en los últimos años han surgido medios como el suyo o LOC de El Mundo que intentan hacer "periodismo de calidad" dentro de ese sector.

En una entrevista con EFE, Gay repasa la situación de la prensa rosa en España y señala que la motivación de Vanitatis es "fundamentalmente informativa" y no están sujetos a criterios de mercado, lo que les permite "una libertad casi absoluta" a la hora de publicar informaciones sobre cualquier personalidad relevante.

Y afirma, además, que ningún personaje con proyección pública "ha cobrado jamás un solo euro" pagado por ellos, aunque no rechaza que la gente cobre por contar su vida.

PREGUNTA: ¿Cómo definiría Vanitatis?

RESPUESTA: Es el medio español de crónica social en el que aparecen, sobre todo, los personajes que preferirían no hacerlo. Lo hacen bastante más, desde luego, que aquellos que cobran habitualmente por ello y participan del negocio.

P: ¿Son la competencia directa de la web de Hola y del resto de revistas del corazón? ¿Qué les distingue?

R: Somos competidores de Hola y el resto de productos similares, pero cada uno tiene su nicho, porque el producto de Vanitatis es bastante diferente, en fondo y forma, al que hacen las cabeceras de papel en Internet. Fundamentalmente, porque ellos tienen que respetar la tiranía de los tiempos, que les obliga a guardar sus mejores noticias incluso una semana. Al ser un medio nativo de internet, tenemos un aliado clave que se llama inmediatez.

P: ¿Se esperaban que una nueva revista digital de información tuviera tanto éxito?

R: Intuíamos que había un hueco en internet porque los nuevos hábitos de consumo nos hacían pensar que la gente no quiere esperar una semana para conocer las noticias más impactantes del sector. Por eso, porque nuestra información se genera de manera instantánea, hoy somos el medio de crónica social más leído de España todos y cada uno de los días del año, muy por encima de las demás marcas, incluida Hola, según los datos de ComScore, el auditor oficial.

P: Usted ha pasado por el mundo de la información sobre audiencias televisivas (en Telecinco) y sobre cine y televisión (en El Confidencial). ¿Qué diferencias encuentra a la hora de elaborar noticias del corazón?

R: En realidad, Vanitatis es un producto más global. Tiene secciones de moda, ocio y televisión, no solo de corazón. De todos modos, es indiferente, porque nosotros trabajamos los temas aplicando los mismos criterios que cualquier otra sección de un periódico. Hoy en día el mundo del corazón está muy denostado, pero en estos últimos años han surgido algunos medios, como Vanitatis, LOC de El Mundo o Gente Estilo de ABC, que están intentando hacer periodismo de calidad.

P: ¿Reciben muchas presiones de los personajes de la actualidad?

R: Si la información es veraz y de interés público las presiones son siempre inanes, por eso no recibimos demasiadas.

P: Reyes, políticos, ministros, empresarios, deportistas, artistas... el mundo de Vanitatis es amplio. ¿No se ponen ningún límite?

R: Nuestra motivación es fundamentalmente informativa. No estamos sujetos a criterios de mercado y eso nos permite una libertad casi absoluta en este sentido. Podemos abrir la página un día con Isabel Preysler, pero es muy probable que al siguiente lo hagamos con un empresario o un ministro, personajes que arruinarían las ventas de una revista tradicional si protagonizaran su portada.

P: ¿Es más fácil hacer un periodismo independiente en internet?

R: No lo es más ni menos, porque no se trata del soporte, sino de la empresa. Resulta fácil hacer un periodismo independiente en una empresa que también lo es, es decir, que no forma parte de un conglomerado de medios con compromisos adquiridos en el ámbito político y económico. Vanitatis y El Confidencial son rara avis en un sector que tiende a la concentración.

P: ¿Qué exclusiva recuerda que haya provocado más revuelo?

R: Anunciamos en primicia el divorcio de Marta Ortega, heredera de Inditex e hija del hombre más rico de España. Era una información completamente contrastada, pero nos negaron de manera oficial y extraoficial. Finalmente, dos meses después, un comunicado confirmó lo que nosotros habíamos publicado. Fue reconfortante.

P: ¿Qué noticia le gustaría publicar?

R: El nombre del primer amor de la princesa Leonor. Fundamentalmente porque significaría que habríamos superado con éxito los años venideros.

P: ¿Cómo ve el futuro de la prensa rosa?

R: En papel, más negro que rosa. En digital, el potencial es mayúsculo. En televisión hace tiempo que se dejó de hacer prensa.

P: ¿Son muy diferentes las noticias y personajes del corazón en España respecto a otros países?

R: Menos de lo que la gente cree. Si acaso, en otros países son aún más incisivos que en España. Los límites los pone siempre la mayor o menor laxitud de la ley.

P: Los participantes en "realities" televisivos han invadido las páginas del corazón, ¿qué le parece?

R: Me parece estupendo, pero espero que no invadan Vanitatis.

P: Exclusivas, robados pactados... ¿Qué opina de que la gente cobre por contar su vida?

R: Diría que también estupendo, aunque nunca lo harán en Vanitatis. Ningún personaje con proyección pública ha cobrado jamás un solo euro pagado por nosotros.

P: ¿Cuál cree que es el límite del derecho a la información?

R: Los límites los ponen los legisladores, aunque los periodistas apelamos normalmente al sentido común.

P: ¿Queda algo por inventar en la prensa rosa?

R: Espero que nada parecido a Vanitatis.

P: ¿Tienen un cajón con exclusivas guardadas que han preferido no publicar?

R: Salvo en una publicación concreta, en España apenas hay cajones con cosas que verdaderamente merezcan la pena. Y los que hay están muy lejos del mito. En los cajones de Vanitatis, en concreto, hay lápices y alguna grapadora. No tengo claro si es malo o bueno, pero ningún personaje conocido de este país nos debe un favor.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha