eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Niña Pastori: Hay gente que no se sale de su repertorio; a mí eso me aburre

- PUBLICIDAD -
Niña Pastori: Hay gente que no se sale de su repertorio; a mí eso me aburre

Niña Pastori: Hay gente que no se sale de su repertorio; a mí eso me aburre

Después de "La raíz de mi tierra", Niña Pastori sigue apostando por la vía de la convivencia de músicas en su nuevo álbum, "Ámame como soy", que pide prestadas joyas de gran repercusión en América Latina como la pieza de Pablo Milanés que le da título para revisitarlas desde el flamenco.

"Cuando se canta, hay que estar abierto a cosas nuevas. Hay artistas que no quieren salirse de su repertorio, a mí eso me cansa y me aburre. Seguir con el mismo repertorio mucho tiempo se me hace cuesta arriba", ha reconocido hoy la cantaora gaditana en una entrevista con Efe en Madrid.

Había "mucho campo donde elegir", pero advierte María Rosa García (San Fernando-Cádiz, 1978), como se llama realmente Niña Pastori, de que "no todo se puede adaptar al flamenco".

A fuerza de probar y probar, encontró piezas intergeneracionales que se acoplaban a su forma de expresión, como "Usted abusó" de Antonio Carlos Marques Pinto y Jocafi, "Te quiero, te quiero" de Augusto Algueró y Rafael de León o "La música no se toca", de Alejandro Sanz.

Ahí están también "La quiero a morir", la famosa composición de Francis Christian Cabrel, que ella primero escuchó en la versión de Manzanita, o el "Hola soledad" de Palito Ortega, cuya letra siente como si fuese suya.

Difícil también no sentirse reflejado en "El cantante" cuando interpreta esos versos de "Vinieron a divertirse / y pagaron en la puerta / no hay tiempo para tristeza / vamos cantante comienza".

"Es una verdad como un templo, todos los cantantes de este mundo se sienten identificados con esa letra. Cuando se abre el telón hay que dar lo mejor de ti y más", afirma Niña Pastori, que ha podido grabar esta nueva versión de la mano de su autor, Rubén Blades.

No es la única colaboración estelar del disco. Ahí están también Juan Luis Guerra para hacer juntos su "Si tú no bailas conmigo" o Pancho Céspedes, con el que ha grabado la citada "Hola soledad".

"Nunca había colaborado con nadie y me apetecía cantar con alguien que me gustase y a quien admirase", explica la intérprete, que ha contado además en "Remolino" con el zapateado de Sara Baras, gran bailaora, amiga y cómplice de cafés matutinos y confidencias de madre a madre en el Puerto de Santa María (Cádiz).

Cuenta que para darle el gusto a su público ("y también por necesidad", añade), ha querido incluir tres temas inéditos compuestos junto a Julio Jiménez "Chaboli", entre ellos, "Eres tan pequeña", dedicado a su hija Pastora, una canción que tenía guardada desde hacía tiempo y para la que ahora ha encontrado el hueco apropiado.

"Ámame como soy" (Sony Music), que se publica mañana, llega después de un álbum previo de versiones, "Joyas prestadas" (2006), que fue un gran éxito, y justo detrás de "La raíz de mi tierra" (2014), un disco a tres bandas con la mexicana Lila Downs y la argentina Soledad Pastorutti en la que hacían confluir sus tres tradiciones folclóricas.

Parte de ese espíritu rezuma en esta nueva aventura con un ojo en América. "Vas por allí, conoces a otros músicos y apetece alimentarse de sus ritmos y sus cosas. Todo tiene que ver", reconoce.

Incluso sería posible que alguna vez mirara más al norte y se atreviera a versionar a autores norteamericanos, como acaban de hacer nuevas voces femeninas del flamenco con Leonard Cohen y Hank Williams. "Nunca se sabe", apunta.

¿Y qué hay de un nuevo disco de flamenco, continuación de "La orilla de mi pelo" (2011)? "Lo tengo que hacer, pero soy mucho de lo que me apetece en cada momento. Esta es una profesión distinta, no soy carpintero. Las cosas deben salir de una forma natural y pura", afirma Niña Pastori, que arranca mañana la gira de su nuevo disco con un concierto en el Auditorio de Girona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha