eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Modigliani coloca el segundo cuadro más caro de una subasta

Con 170.4 millones de dólares, el Desnudo acostado del italiano se queda a 9 millones de Les Femmes d'Alger de Picasso

Los compradores son un matrimonio de inversores chinos, Liu Yiqian y su esposa Wang Wei

- PUBLICIDAD -
Amedeo Modigliani, Reclining Muse

Amedeo Modigliani, Reclining Muse

Christie's abrió la temporada otoñal con una noche de récords. Al menos en lo que respecta a las obras de Modigliani, Roy Lichtenstein y Paul Gauguin. Todo lo contrario que su competidora, la casa de subastas Sotheby's, que arrancó la temporada con un chasco, a pesar sacar al mercado la artillería pesada de su ex propietario Alfred Taubman, con cerca de 80 retratos de artistas como Pablo Picasso, Paul Degas y, también, Modigliani.

La estrella de Christie's, enmarcada en la colección "la musa del artista", fue Reclining Nude (Desnudo acostado) de Modigliani, que consiguió llegar hasta los 170,4 millones de dólares de premio final (152 millones de precio de martillo). La cifra superó con creces el último récord del artista, que se situaba en 71 millones. Christie's no contaba con venderlo por más de 100 millones. Es uno de los últimos trabajos de la trágicamente corta carrera de Modigliani. Es el desnudo más famoso del artista italiano, quizá por la exótica desinhibición de la modelo, que está acostada con las piernas y brazos abiertos. Los compradores fueron la pareja de inversores chinos Liu Yiqian y su esposa, Wang Wei. 

Noche de récords en Christie's gracias a Modigliani, Lichstenstein y Gauguin

Es un momento dulce para Modigliani, paradigma del pintor romántico instalado en París a principios del siglo XX. Unos días antes, Sotheby's también cerró una de sus mejores ventas con Paulette Jourdain, que alcanzó los 42 millones de dólares. Pero más dule para Christie's, que también dió el campanazo con Thérese de Gauguin, que consiguió 30,9 millones de dólares de precio final, más que ninguna escultura anterior del artista. También se subastó Young Man with a Flower (Joven con flor), cuyo primer propietario fue Henri Matisse. El pintor lo adquirió en 1900 por 200 francos y la casa de subastas lo vendió ayer por 12 millones, sin contar comisiones e impuestos.

El tercer artista en racha fue Liechtenstein, cuya Nurse (Enfermera) partía con una estimación de 80 millones de dólares pero consiguió llegar a los 95,3 millones. Es lo máximo jamás pagado por una obra del artista pop hasta la fecha (56 millones). La famosa obra, quinta esencia de la heroína de Lichtenstein, oscila entre el cómic y las chicas que protagonizaban la publicidad de mediados del siglo XX en EEUU. El cuadro ha vuelto al mercado tras décadas en manos de un coleccionista privado.

Este martes, Christie's sigue con una subasta de arte de posguerra y contemporáneo, incluyendo una araña de bronce de Louis Bourgeois y el Brigadier de Lucian Freud, un retrato de Andrew Parker Bowles, el primer marido de Camila Parker Bowles, que saldrá a la puja un con precio estimado de 30 millones de dólares. A lo largo de la próxima semana, la casa de subastas de Rockefeller plaza espera obtener cerca de 1.000 millones de dólares.

A pesar del buen lunes, los expertos advierten de que esta temporada de subastas de arte no será tan espléndida como la del pasado mes de mayo, cuando Sotheby's y Christie's obtuvieron 1.700 millones en tres noches de martillo. El mercado del arte también se está viendo afectado por la desaceleración del crecimiento en China y como ha ocurrido como consecuencia de prácticamente todos los sectores con la crisis, también teme reajustes en sus precios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha