eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Pablo Carbonell: "Toreros Muertos tiene mucho de chirigota"

- PUBLICIDAD -

Eran los tiempos de la laca, las hombreras, los fanzines y el frenesí musical cuando, en medio de ese torbellino cultural que supuso la Movida madrileña, surgieron los Toreros Muertos, un irreverente conjunto que "tienen mucho de chirigota" y conmemora sus 30 años grabando un disco en directo en Cádiz.

El polifacético artista gaditano Pablo Carbonell, el bajista gallego Many Moure y el teclista argentino Guillermo Piccolini rememorarán mañana sobre las tablas del Gran Teatro Falla, el 'templo' del Carnaval de Cádiz, canciones que continúan en el imaginario de la época pero que también esperan seducir a nuevas generaciones como "Yo no me llamo Javier", "Mi agüita amarilla" o "Manolito".

"Toreros Muertos tiene mucho de chirigota. Siempre he encontrado en los carnavales mucha inspiración a la hora de buscar textos satíricos o burlones para nuestro estilo iconoclasta", confiesa en una entrevista a Efe el vocalista Pablo Carbonell.

Para Carbonell este concierto, que pone el broche de oro a la gira por Andalucía denominada "Nadie le dará más por su dinero", es lo que les "quedaba por hacer" ya que ellos siempre han dicho que tenían "que grabar un disco en directo donde se captara el estilo el grupo", aparte de que los estudios no les gusta "a ninguno".

"Lo íbamos a grabar en Japón pero surgió la idea de hacerlo en el Teatro Falla y dijimos ¿Por qué irnos tan lejos?", apostilla con sorna.

Con cuatro álbumes editados -'30 años de éxitos' (1986), 'Por Biafra' (1987), 'Mundo Caracol' (1989) y 'Toreros muertos: Cantan en Español' (1992)- y otras tantas recopilaciones entre 1999 y 2007, la banda se define como un "espectáculo más teatral que musical" al que han añadido cuatro nuevos temas.

"La vuelta ha sido muy celebrada" asegura el artista gaditano, ya que tienen cerrados los meses de abril y mayo, donde no tienen "ninguna fecha libre" y esperan girar en verano "a tope". "No sé si es que no está girando nadie o es que hay una gran demanda de grupos que reivindiquen la diversión dentro de la música", añade.

"Yo creo que el humor, que es la mejor herramienta para hablar de cosas serias, da ahora más miedo que nunca. Lo normal es que los cómicos no tengan miedo a decir lo que les da la gana", afirma Carbonell quien, por encima de la crisis que afecta a la industria discográfica, considera que "los grupos se sostienen siempre por su capacidad para hacer kilómetros".

Para ellos, lo más sorprendente y maravilloso, es que "no se trata de un espectáculo nostálgico".

"Tú puedes envejecer pero no tus canciones. Cuando interpretamos estas canciones como se deben interpretar, a toda velocidad, con mucha fuerza y con mucho coraje, se produce en nosotros y en el público un efecto vigorizante tremendo", puntualiza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha