eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El Palacio Real de Riofrío recupera el espíritu de la realeza del siglo XVIII

- PUBLICIDAD -
El Palacio Real de Riofrío recupera el espíritu de la realeza del siglo XVIII

El Palacio Real de Riofrío recupera el espíritu de la realeza del siglo XVIII

El Palacio Real de Riofrío, de influencia italiana, ha recuperado tras más de un año de trabajo la esencia, la elegancia y la cotidianidad del siglo XVIII, convirtiéndolo según el Director de las Colecciones Reales, José Luis Díez, en "la mejor reconstrucción" de la vida de la realeza en España.

Patrimonio Nacional ha presentado hoy en el salón de los Alabarderos de este palacio situado en la provincia de Segovia los trabajos de mejora, reordenación de salas y recuperación de más de 500 obras de arte que pertenecían a la historia de este monumento, que se han llevado a cabo con un presupuesto de 278.440 euros.

Con esta intervención Patrimonio Nacional perseguía el objetivo de restituir la lectura histórica del palacio que mandó construir en 1751 la reina Isabel de Farnesio y que, según Díez, "es una de las construcciones Reales más desconocidas, pero más puras, transparentes y bellas del siglo XVIII".

Obras de arte, mobiliario, textiles y piezas de decoración de los siglos XVII a XIX, relacionados fundamentalmente con los dos reyes que habitaron el palacio temporalmente, que fueron Francisco de Asís (esposo de Isabel II) y Alfonso XIII, han recuperado su lugar original gracias a los inventarios y documentos gráficos.

El presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez, ha recalcado la "intensa, silenciosa y larga" labor que se ha llevado a cabo para devolver a Riofrío "el aura de palacio de cuento que siempre ha tenido".

Además, ha destacado que el principal atractivo de esta casa Real es la "atmósfera doméstica" que se respira y las destacadas zonas naturales que lo rodean, ya que siempre ha sido un lugar vinculado al retiro de los monarcas y a la cacería.

Esta reforma ha supuesto la reubicación de 448 de obras de arte procedentes de diversos Reales Sitios como el Palacio Real de Madrid, el de Aranjuez, el de La Granja de San Ildefonso, el Real Sitio de san Lorenzo de El Escorial o el Palacio Real de El Pardo; además se han sacado 82 piezas de los almacenes.

Este complejo residencial, que aprovecha los recursos de la madera y la piedra en su construcción, está rodeado por más 600 hectáreas de bosque de gran biodiversidad y está calificado como el más romano de todos los palacios españoles.

La reforma no solo ha consistido en la ampliación de las obras expuestas sino que también se ha recuperado la función de salas tan emblemáticas como el Oratorio, oculto tras el papel pintado que decoraba la posteriormente conocida como sala de Recuerdos.

En esta habitación destinada al culto se ha restablecido el altar y se han instalado de nuevo los 149 cuadros que componen la serie de la Vida de Cristo, así como el reclinatorio del rey Francisco de Asís.

También se han restituido el Salón de la Guardia, el de Billar, la sala de servicio al Comedor, con el monta platos original, o el dormitorio de Francisco de Asís.

Por su parte, la gerente de Patrimonio Nacional, Alicia Pastor, ha anunciado que este trabajo de potenciación y puesta en valor del palacio todavía no ha finalizado, ya que está previsto que se inicie una nueva fase en el periodo 2017-2020 en la que se incluirán la adaptación del Museo de Caza, construido en los años 60 y el centro de recepción de visitantes con la cafetería, taquillas y tienda.

Además, ha adelantado que en 2017 se instalarán una o dos sendas para que los visitantes puedan hacer rutas por el entorno del palacio; eso sí, ha insistido en que se mantendrá la tarifa de cuatro euros como reclamo promocional, al menos hasta que finalice el acondicionamiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha