eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

París tiende un puente al arte urbano español y latino

- PUBLICIDAD -
París tiende un puente al arte urbano español y latino

París tiende un puente al arte urbano español y latino

Incrustada en el mismo corazón de París, una nueva galería acaba de abrir sus puertas con el objetivo declarado de tender un puente al pujante arte urbano español y latinoamericano, que se abre camino con fuerza.

A solo unos pasos del Palacio del Elíseo, donde los muy pomposos templos del arte parisino exponen y venden sus obras, un estallido de colores brillantes y formas geométricas rompe, como si fuese toda una declaración de intenciones, con tanta solemnidad.

Al paseante le resultará difícil ignorar, en el chaflán de un edificio, a la Venus policromada que, con cara de ladrillo y nariz de Pinocho, sostiene la manzana del pecado en la palma de su mano.

Esa escultura es una de las obras del español Okuda San Miguel (Santander, 1980), uno de los grandes referentes mundiales del "street art", que muestra por primera vez su trabajo en solitario en la capital francesa.

Okuda ha desembarcado en París de la mano de Anna Dimitrova, cofundadora junto a Valériane Mondot de la nueva galería ADDA & TAXIE, que tiene la intención de "salirse de los caminos trillados" por los que se mueve el mercado del arte en Francia.

El reto es permitir que el genio rabiosamente libre y a veces salvaje de grafiteros y artistas callejeros pueda expresarse entre cuatro paredes de la misma forma que en cualquier "lienzo" urbano que encuentran en la ciudad.

"El mercado del arte urbano es lo mismo todo el rato en París", protesta esta galerista afincada entre la capital francesa y Barcelona, de biografía tan rica como la agenda de artistas con los que trabaja.

De entre todos ellos, su asociación con Okuda, que se remonta a hace más de diez años, hacía casi inevitable que el artista cántabro fuera quien estrenase la nueva galería con su exposición "El sueño de Mona Lisa".

La muestra monográfica revisa, bajo el tamiz burlón e iconoclasta de Okuda, grandes figuras del clasicismo como Venus, la Piedad o la Mona Lisa y otras de la actualidad como la cantante Rihanna.

Además, su inauguración -estará abierta hasta el final de agosto- coincidió con la gigantesca Gioconda que el mismo artista pintó en un mural de 50 metros de altura en el medianil de un edificio en el sur de París, y que ha causado sensación.

"Es un colorista fantástica, un fresquista que trabaja pegado al muro, como Leonardo da Vinci en el siglo XVIII", dijo, entusiasta, al diario "Le Figaro" Jerome Coumet, alcalde del parisino distrito XIII, en el que se exhibe la obra.

Okuda recordó cómo lleva "4 o 5 años reinterpretando a clásicos", para lo cual busca la inspiración en sus continuos viajes -recién llegado de Bucarest, Luxemburgo, Hamburgo o Múnich le esperan las próximas semanas-, en las fotos que hace y, ahora, en esculturas, que concibe como "convertir en 3D las ideas de mis pinturas".

El español, que cataloga la muestra como "el trabajo de estudio de un artista urbano", considera que su hito más importante ha sido "crear una identidad", gracias a la cual ha obtenido un reconocimiento unánime.

Tras el cántabro, desfilarán por ADDA & TAXIE grandes nombres de la ilustración española como Conrad Roset, Juan Francisco Casas o Enric Sant en la exposición erótica "O", que se estrenará en septiembre.

También habrá tiempo antes de final de año para que la galería exhiba el trabajo de aristas latinoamericanos como los argentinos Pastel o Elian, o como el mexicano Smithe.

La labor de Dimitrova en este campo, sin embargo, no ha comenzado con ADDA & TAXIE, sino que tiene precedentes como la primera subasta que la casa de pujas más antigua del mundo, Drouot, realizó hace dos años de las obras de artistas urbanos españoles y latinoamericanos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha