eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Patrimonio Nacional recupera una escultura de Hércules del siglo XVII

- PUBLICIDAD -
Patrimonio Nacional recupera una escultura de Hércules del siglo XVII

Patrimonio Nacional recupera una escultura de Hércules del siglo XVII

En ocasiones, la suma de casualidades lleva a un final feliz y eso es lo que ha ocurrido con la escultura de mármol de Hércules del siglo XVII que Patrimonio Nacional ha recuperado para su colección y que se encontraba olvidada en un jardín del centro de Madrid.

Este pequeño jardín se sitúa en la calle de Alcalá y pertenece a uno de los edificios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, departamento que decidió llevar a cabo un plan de restauración de sus jardines y que encargo el proyecto a Ana Luengo.

Autora de una tesina sobre los jardines de Aranjuez, al ver la escultura Ana Luengo inmediatamente se dio cuenta de que podía pertenecer a dichos jardines de Patrimonio Nacional. "En cuanto la vi pensé: me has estado esperando", ha comentado Luengo.

Inmediatamente se puso en contacto con responsables del Ministerio que también lo hicieron con los de Patrimonio Nacional y la escultura fue trasladada a los talleres del Patrimonio para su estudio y limpieza.

Por fortuna la pieza no había sufrido ningún daño aunque debido a que ha permanecido durante más de cien años en una de las zonas de más contaminación de Madrid, estaba muy sucia por lo que ha habido que realizar importantes trabajos de limpieza.

Obra de un escultor genovés anónimo, "Hércules apoyado en la clava" se exhibe con todo su esplendor en el antiguo Gabinete de Estucos del Palacio Real, que ha pasado a convertirse en Sala de Presentación de Colecciones.

La escultura, cuyo peso alcanza casi los 400 kilos, representa a Hércules de cuerpo entero, con barba y pelo rizado, con tres manzanas en la mano derecha que está vuelta hacia el pecho, y el brazo izquierdo doblado y apoyado en la clava de donde cae la piel de un león.

Alfredo Pérez de Armiñan, presidente de Patrimonio Nacional, ha calificado de "magnífica" la obra y ha considerado que es raro encontrar una pieza de esta importancia de vuelta a Patrimonio. Después de su exhibición en el Palacio Real se mostrará en el futuro Museo de Colecciones Reales "para finalmente regresar a Aranjuez".

El antiguo Gabinete de Estucos en el que se ha situado la escultura es para José Luis Díez, director de las Colecciones Reales, "uno de los espacios más bellos de la parte privada del Palacio Real que se ha abierto a la visita publica".

Es un tesoro maravilloso, dormitorio de la reina María Luisa, con una decoración a la italiana "que hemos pensado es el mejor lugar para presentar obras singulares, adquisiciones o piezas que tengan un protagonismo especial".

En cuanto a la escultura, ha comentado que tal y como llegó a Patrimonio "no sabíamos lo que podía pasar. Aparentemente es de mármol pero, según los estudios, es una piedra de procedencia caliza, lo que hace más complicado el trabajo de restauración y de limpieza. Hay que recordar que ha estado más de 400 años a la interperie y al menos cien en el sitio más contaminado de Madrid, por lo que la suciedad estaba muy enclaustrada".

En su opinión, es una pieza "especialmente buena que probablemente haya salido de talleres genoveses con influencia florentina". En algún momento de la historia de la escultura "alguien intentó cercenarla con una sierra radial, ya que tiene dos intentos de corte que casi no se perciben".

El director de Colecciones Reales ha defendido la necesidad de preservar las grandes esculturas exteriores para que sean presentadas en el interior y mostrar réplicas en el exterior.

Díez ha recordado que desde Carlos I se estableció una relación entre la figura de Hércules y los reyes de España. Históricamente su iconografía ha estado ligada a la Monarquía comenzando por el emblema de las dos columnas que se encuentra desde entonces en el escudo de España.

Felipe II, así como su hijo y su nieto, Felipe III y Felipe IV, pusieron especial empeño en embellecer los jardines del Palacio Real de Aranjuez. Y una de sus fuentes más espectaculares en la Fuente de Hércules y la Hidra, que se sitúa en Jardín de la Isla.

Un dibujo de 1668 refleja que en este Jardín de la Isla se encontraban 24 esculturas. El Hércules recuperado tiene una forma de la basa y un estilo muy cercano a algunas de las esculturas que se pueden ver en el puente de acceso a la Fuente de Hércules y la Hidra en el Jardín de la Isla de Aranjuez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha