eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Pepe Quílez cree que el formato clásico de la televisión sobrevivirá pero muy reducido

- PUBLICIDAD -
Pepe Quílez cree que el formato clásico de la televisión sobrevivirá pero muy reducido

Pepe Quílez cree que el formato clásico de la televisión sobrevivirá pero muy reducido

Lleva diez años como director de Aragón Televisión y es el decano de las cadenas autonómicas. Pepe Quílez es un caso singular en el panorama audiovisual público, satisfecho de las audiencias, un 11,3 por ciento de media, y convencido de que el formato clásico de este medio sobrevivirá aunque "muy reducido".

El periodista aragonés, que empezó muy joven en Radio Popular, se licenció en Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona y fue jefe de informativos y director de TVE-Aragón, asegura, en una entrevista con Efe, que Aragón TV es un proyecto consolidado que ha generado cientos de empleos y goza de gran consenso y cuya "gran asignatura pendiente" es producir una serie, un proyecto que no descarta poder retomar.

Con 57 años, el también vicepresidente de la Academia de la Televisión y coordinador de la Comisión de Programación de la Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos (Forta), cree que el formato clásico televisivo "no va a morir definitivamente" pero va a quedar "muy muy reducido", porque los consumidores no se van a dejar someter a la oferta de los programadores.

PREGUNTA: Aragón Televisión está a punto de cumplir diez años. ¿Qué balance hace?

RESPUESTA: El balance sinceramente es positivo, porque Aragón ha conseguido tener, después de muchísimos años, una televisión publica que en una década ha conseguido situarse como la segunda autonómica de más audiencia en España (detrás de TV3), con una ejecución presupuestaria que le ha permitido no generar déficit.

Y, lo que es más importante, dando empleo a centenares de profesionales jóvenes, todos vinculados a las nuevas tecnologías aplicadas al mundo audiovisual, lo cual, desde mi punto de vista, constituye un valor añadido muy interesante.

A eso hay que añadir el gran consenso que ha habido en estos diez años por parte de todas las fuerzas políticas aragonesas de no cuestionar el proyecto y sobre todo de no politizarlo. En este sentido, creo que el balance es francamente positivo.

P: ¿Necesita la comunidad una televisión autonómica? ¿Cree que los aragoneses y sus representantes están satisfechos con la trayectoria de estos diez años?

R: Las televisiones públicas son o no necesarias en la medida en que son útiles para los ciudadanos del territorio en el que operan. Si la televisión es útil, tiene sentido una televisión dimensionada y no deficitaria.

En este momento, la televisión autonómica aragonesa es útil para mejorar el sentido identitario, para valorar los aspectos positivos que tiene la comunidad, para mejorar su autoestima y, sobre todo, para tener un espacio comunicacional muy próximo y que les identifica como aragoneses.

P: ¿Es asumible su coste (tiene un presupuesto de 35 millones de euros) y estructura actual?

R: Aragón TV tiene un modelo propio basado en la colaboración público-privada. Es una cadena pública pero la ejecución de la programación está muy externalizada. No digo que sea el modelo idóneo y el más adecuado, pero lo que sí puedo decir es que es un modelo tremendamente sostenible. Sostenible económicamente en el tiempo y además cumple los principios de línea editorial de una televisión pública.

P: Se han cerrado televisiones, otras han reducido su tamaño, sus plantillas y la programación. ¿La crisis, o burbuja como dicen algunos, ha terminado en el sector audiovisual español?

R: Había burbuja inmobiliaria y yo he dicho en alguna ocasión que había burbuja televisiva pública. Creo que en algunos casos no se ha entendido que no se podía reproducir un modelo de televisión pública superada por la realidad de mundo audiovisual y una situación económica que nada tiene que ver con tiempos pasados.

Creo que es una verdadera lástima el cierre o la reducción de algunas televisiones públicas, que no pueden ser bajo ningún concepto un saco sin fondo que permanentemente generan déficit. El servicio está muy bien prestarlo, pero hay que hacerlo con sostenibilidad económica.

P: ¿Qué televisión se realizará en los próximos años? ¿Qué demandarán los ciudadanos?

R: La televisión del futuro es en realidad del mañana, porque esto cambia a una velocidad de vértigo. Es un medio tremendamente dinámico en el que confluyen diferentes factores que lo hacen todavía más cambiante. Será una televisión a la carta, en soportes de movilidad, que no va a responder para nada a los estándares habituales de una pantalla fija en el salón de casa.

La televisión se consumirá en cualquier lugar y soporte y en cualquier momento y siempre que el ciudadano así lo elija. La televisión del futuro tiene mucho que ver con la televisión en directo. Todo en directo. Las 24 horas del día.

P: ¿La televisión en formato clásico sobrevivirá?

R: Creo que no va a morir definitivamente, pero va a quedar reducida a una cifras muy muy pequeñas. El consumo de la televisión va a tener poco que ver con la forma tradicional de verla. No se va a ver un programa el viernes, a las diez de la noche, porque los programadores lo han decidido así. Eso se acabó.

P: Las series se han convertido en las estrellas de la televisión y son fundamentales para asegurar las audiencias. ¿Se plantea Aragón Televisión producir alguna?

R: Es la gran asignatura pendiente. Si en 2011 no hubiésemos tenido un recorte presupuestario como el que tuvimos, porque todo se redujo... la televisión estaba en condiciones económicas de afrontar una serie. Es una asignatura pendiente que ojalá en algún momento podamos retomar. Porque es la forma de llegar a alcanzar la mayoría de edad como medio audiovisual, y además eso sería un motor del sector en la comunidad.

P: Las series han desplazado, como lo más visto de la televisión, a los informativos. ¿Por qué se cuestionan tanto esos espacios?

R: No es el caso de Aragón, donde los informativos son los programas que más audiencia tienen de la cadena (un 30 % en la edición de las 14.00 horas y entre un 18 y un 20 en la segunda de las 20.00 horas). Son datos fantásticos. Las series son un producto muy bien elaborado que goza desde hace tiempo de unos altos estándares de producción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha