eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Pilar Rahola: "No creo que pueda haber otra Semana Trágica en Cataluña"

La periodista barcelonesa presenta su nueva novela, Rosa de cendra, ambientada en los primeros años del siglo XX

"Todo lo que ocurre en ese momento tan convulso de la historia de Cataluña está pasando ahora", afirma

- PUBLICIDAD -
Pilar Rahola: "No creo que pueda haber otra Semana Trágica en Cataluña"

Pilar Rahola: "No creo que pueda haber otra Semana Trágica en Cataluña"

Antes incluso de empezar la entrevista con Efe se oye la voz de Pilar Rahola, porque al subir las escaleras alguien se cruza con ella e intercambian unas palabras. Luego, ya sentada, afirma, con la novela Rosa de cendra en la mano, que no piensa abandonar la literatura porque le hace "enormemente feliz".

Ganadora con este título del último premio Ramon Llull, rememora que tenía ganas desde que era muy joven de "explicar" la Semana Trágica, la revuelta que en 1909 causó cerca de 80 muertos en Cataluña, unos hechos que ocupan las páginas centrales del libro, y que ella cuenta desde la perspectiva de una familia, al frente de la cual se encuentra Albert Corner i Espiga, un antihéroe marcado por lo que vivió en la guerra de Cuba.

Advierte que se ha planteado coger al lector y "ponerlo de lleno entre los años 1901 y 1909, sobre todo en la Semana Trágica, mostrando el pálpito de aquel tiempo, lo que quiere decir mostrarle las casas que se estaban construyendo, los muertos ilustres que se estaban enterrando o las peleas políticas que había".

"No me he planteado -prosigue- escribir una novela del siglo XXI, pero la verdad es que a medida que la iba creando estaba explicando nuestro siglo, y era brutal cómo el paralelismo crecía solo, porque todo lo que ocurre en ese momento tan convulso de la historia de Cataluña está pasando ahora".

En este punto, toma aire y recuerda que entonces y ahora hay "peleas dentro del soberanismo, corrientes de derechas e izquierdas en la propia lucha catalana, lerrouxismo, movimientos antisistema y la represión del Estado como única respuesta". A su juicio, "al final, sin haberlo forzado en absoluto, los lectores que lean la Semana Trágica del libro estarán leyendo las grandezas y las miserias del momento actual".

Ante estas aseveraciones, la pregunta se impone: ¿Cree Pilar Rahola que pueda haber en Cataluña una nueva Semana Trágica? La escritora y periodista responde rápida y contundente: "No creo en absoluto que pueda haberla, aunque creo que algunas de las miserias de aquella época las estamos repitiendo, así como algunos errores, pero ahora hay una diferencia sustancial y es que los conflictos no se resuelven por la vía bélica".

Para Rahola, en 2017 "hay otras maneras de reprimir los conflictos y no creo de ninguna manera que haya ruido de sables, ni de ejército ni de caballerías". En todo caso, destaca, "hay ruido de jueces, incluso puede haber suspensiones, pero es otro tipo de tragedia, más fría, más seca, pero no imagino de ninguna de las maneras que el conflicto llegue a un punto de esa naturaleza, lo que no significa que no estemos ante un choque de trenes, ciertamente".

Comprender al protagonista

Volviendo a la novela, que acaba de publicar Planeta en catalán y que en las próximas semanas se editará en castellano, señala que su principal protagonista, Albert Corner i Espiga, es alguien a quien destrozaría como articulista, pero como escritora, lo que quiere es "solamente entenderlo". "Esta es la diferencia entre la mirada del opinador y la del escritor, y esa doble mirada me enriquece mucho", opina.

Por otra parte, deja claro que, por mucho que haya escogido la Semana Trágica y la haya desmenuzado para explicarla en todas sus dimensiones, en el fondo solo escribe "una novela sobre las emociones, sobre las contradicciones, los miedos, el desconcierto de unos personajes".

"Cuando hago opinión -insiste- tomo partido, analizo, juzgo y sentencio, pero cuando escribo con mirada literaria, observo, no tomo partido y, de hecho, todos los personajes de la novela tienen sus miserias y sus grandezas".

Asimismo, no esconde que fue un reto para ella que los principales protagonistas fueran masculinos, aunque la voz femenina llamó a la puerta y fue imposible "no hacerle un homenaje colateral, porque, al fin y al cabo, la mirada femenina que crece a principios de siglo es la que cambiará todo el siglo".

Relato que tiene puntos de contacto con Mariona, su anterior título, dice Pilar Rahola, que tiene muy claro sobre qué va a escribir ahora, aunque se lo calla. Sólo deja entrever que "el siglo XX da mucho juego". "Tengo algo empezado, pero es un bombón guardado", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha