eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Primera retrospectiva del "hiperrealismo irreal" de Jesús Mari Lazkano

- PUBLICIDAD -
Primera retrospectiva del "hiperrealismo irreal" de Jesús Mari Lazkano

Primera retrospectiva del "hiperrealismo irreal" de Jesús Mari Lazkano

La Sala Kubo Kutxa de San Sebastián ha reunido la trayectoria artística y vital de Jesús Mari Lazkano, en una exposición que constituye la primera "retrospectiva antológica" del gran paisajista del "hiperrealismo irreal", que considera que pinta "fatal".

Al menos es lo que él ha dicho hoy en la presentación de la muestra "Lazkano. Ikusmira", que reúne más de un centenar de obras, -entre lienzos de gran formato, dibujos, cuadernos de notas y otras piezas que forman parte de su complejo proceso creativo-, y que repasan "la asombrosa fertilidad productiva" de este artista vasco que con 56 años arrastra una trayectoria de casi cuatro décadas.

Ése carácter prolífico ha sido resaltado por quien le dirigió su tesis de doctorado en la facultad de Bellas Artes de la Universidad del País Vasco, Javier González de Durana, quien ha comisariado la exposición que ha definido como "un fenómeno híbrido", entre retrospectiva y antología.

Lazkano, natural de la localidad guipuzcoana de Bergara que, tras vivir en diversos países, reside ahora entre Euskadi y Nueva York, ha señalado que, en su caso, sus cuadros -exhibidos en algunas de las mejores galerías del mundo- son "una casualidad" y que en realidad tiene "poquísima imaginación" y le "cuesta mucho sacar adelante" cada obra.

La muestra es un repaso rico en matices pues, además de sus famosos grandes cuadros, presenta una serie de dibujos preparatorios, bocetos y cuadernos que permiten entender el proceso creativo que sigue el artista hasta la ejecución de sus obras definitivas.

Al desarrollarse de manera cronológica, la exposición permite conocer su evolución pictórica a través de sus viajes y también la conjunción de los principales motivos de representación en toda su obra: naturaleza y arquitectura.

"Me siento privilegiado por poder mostrar toda mi trayectoria vital", pues exhibe el primer cuadro que pintó con nueve años, aunque su primer cuaderno lo creó a los cinco.

La muestra es para él "una invitación personal a pensar" sobre su propio trabajo, "una magnífica oportunidad para aprender" de sus "errores" y, a partir de ahora, "contar mejor".

Porque ése es y ha sido siempre su propósito. "Que podamos abordar" la realidad que nos rodea "de maneras diversas", "romper maneras predeterminadas de ver las cosas".

A su juicio, si analizamos la realidad y descubriremos, como él, que "es muchísimo más rica, más compleja, de lo que nosotros mismos quisiéramos".

Asegura, ante la estupefacción de sus oyentes y de quienes conocen la pulcritud y el orden de su estudio, que su "trayectoria es caótica". "Paso de una cosa a otra, de una ciudad a otra, de la naturaleza a la arquitectura, de la ciudad al paisaje, de las cumbres a las cavernas" como "una pelota de ping pong que va dando bandazos".

Lazkano afirma que todo es fruto de que la propia realidad es un caos. De ahí su "necesidad de pensar y escribir, y, como consecuencia 'aparecen' estos cuadros, pero son una casualidad" porque "podían haber sido diferentes y seguro que bastante mejores".

Sus inquietantes paisajes, llenos de "carga energética" se deben a que necesita "dar sentido a lo complejo" y por eso le interesa especialmente "la idea del borde, del precipicio, del querer situarse 'a punto de'" pero puede ser tanto "del desastre" como de "llegar a la gloria".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha