eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Ribadavia se tiñe de personajes terroríficos y aquelarres en la 'Noite meiga'

- PUBLICIDAD -
Ribadavia se tiñe de personajes terroríficos y aquelarres en la 'Noite meiga'

Ribadavia se tiñe de personajes terroríficos y aquelarres en la 'Noite meiga'

La recreación de leyendas y ritos relacionados con la brujería marca la 'Noite Meiga' de Ribadavia (Ourense), en la que cada año se da la bienvenida al nuevo año celta, aparte de teatralizar leyendas y ritos y de ahuyentar los malos espíritus.

Se dice que en estas fechas los espíritus de los muertos regresaban en esa fecha para visitar sus antiguos hogares. En sus orígenes, los celtas se reunían en torno a los castros y hacían uso de calaveras para espantar a los espíritus que, posteriormente se convertirían en, calacús en las Rías Baixas, melones de Cedeira, bonecas con remolacha de Xermade y finalmente, en las calabazas.

La localidad orensana, que celebra esta fiesta el día 2 -la pasó del día 1 al día siguiente- se ha conjurado para dar la bienvenida en la noche del sábado al nuevo año celta, con un programa de actividades que conjugan la tradición con costumbres importadas principalmente de Estados Unidos.

"La idea es dar a conocer la tradición del Samaín y revivir los ritos celtas pero añadiendo las costumbres de Halloween y que la gente se implique en la fiesta", que este año celebra su 14 edición, explica en declaraciones a Efe la portavoz de la asociación organizadora Activa-T de Ribadavia, Bárbara Gándara.

Al caer la noche, meigos, menciñeiros, brujas, magos y demás personajes de la noche toman las calles de la villa orensana para realizar sus conjuros y que cualquier mal que esté merodeando por la aldea quede así conjurado y lejos del hogar.

Todo ello aderezado con inquietantes desfiles, espectáculos de fuego, aquelarres o una escuela de hechiceros, con las que protegen a visitantes y vecinos de la villa del mal y cuyo plato fuerte fue la gala de fuego y el "Pasaxe do Terror".

Como punto y final, un grupo de brujas celebran los aquelarres, como se hacía antaño, con danzas alrededor de las hogueras, y la lectura de los conjuros, previo a los conciertos, en la noche mágica.

Previamente, en las entrañas del castillo de los Sarmiento, los adultos pudieron disfrutar del pasaje del terror, un acto que es sólo apto para mayores de doce años, lleno de "sustos", inquietantes reuniones de 'meigas', máquinas de tortura y juegos de terror.

En la parte decorativa, locales decorados con calabazas, calaveras, murciélagos y telarañas, completan el mosaico de la "Noite meiga" en Ribadavia.

"El objetivo es mostrar actividades más acordes con la tradición con los disfraces", ha añadido Gándara.

Aunque menos conocida que otras celebraciones de Samaín, como la que acoge la localidad de Cedeira, la portavoz de la asociación resalta que esta celebración cuenta cada año con más adeptos, un evento que se puede poner en marcha gracias a "la participación de entre 150 y 200 voluntarios".

Lorena Rodríguez de la Torre

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha